Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Cómo decide el encéfalo lo que debe o no debe ignorar

Cuando el cerebro pensante se agota, el procesamiento de toda la información que lo bombardea se tambalea. Descubrir los mecanismos subyacentes a la carga perceptiva del encéfalo es importante para entender cómo funciona la atención selectiva y las teorías que tratan de explicarla.
Cómo decide el encéfalo lo que debe o no debe ignorar
El encéfalo es bastante eficaz a la hora de hacer caso omiso a la información que no desea procesar, sobre todo cuando se siente sobrecargado. Según la teoría de la carga perceptiva, la capacidad humana de ignorar la información distractora depende de en qué medida una determinada tarea agota la capacidad perceptiva.

No existe una definición única de lo que son las cargas perceptivas pesadas y ligeras, lo que resulta crucial para la comprensión del concepto de atención. Los miembros del consorcio financiado por la Unión Europea «Perceptual load and neural competition.

Determinant factors in selective attention» (LOADATCMC08) buscaron nuevas estrategias para definir los recursos perceptuales.

Los socios del proyecto estudiaron la actividad de la corteza visual y los mecanismos implicados en la selección atencional. Para ello analizaron los mecanismos neurales subyacentes a la selección basada en la carga perceptual, examinando minuciosamente el procesamiento selectivo y los límites de la capacidad del encéfalo humano a través de varios métodos.

En concreto, el equipo del proyecto estudió cómo la asignación de recursos depende de las exigencias necesarias para procesar la información relevante para la tarea. Tras recopilar escáneres encefálicos de los participantes a medida que estos realizaban tareas que demandaban atención y en las que se iba aumentando gradualmente la carga perceptual, los investigadores estudiaron la «firma neural» de la misma.

Estos estudios demostraron cómo se ven afectadas las regiones fronto-parietales del encéfalo. Los resultados prueban la estrecha relación de tira y afloja de la actividad neural durante el procesamiento atento comparado con el procesamiento desatento, lo que permite fundamentar las predicciones de la teoría de la carga. Otra línea de investigación se centró en estudios de comportamiento con la intención de desmontar críticas recientes sobre la teoría de la carga.

Por otra parte, los experimentos desvelaron que cuando las demandas de las tareas son bajas se produce una competencia entre los estímulos con el fin de ahorrar recursos de procesamiento atento. Estas conclusiones han reforzado el concepto principal de la teoría de la carga de que el procesamiento de los estímulos distractores viene determinado por la cantidad de recursos asignados a los estímulos relevantes para la tarea.

Los resultados globales demuestran que la atención y las expectativas bien podrían compartir algún nivel de representación de estímulos. Los socios del proyecto descubrieron igualmente que la carga reduce la representación distractora y, posiblemente, afecta también a las expectativas que se pueden formar a partir de la misma. Estos hallazgos podrían mejorar la comprensión de un pilar fundamental de la cognición humana como es la atención.

Ayudando a los investigadores a definir carga perceptiva, la ciencia pretende descifrar cómo procesa el encéfalo la enorme cantidad de datos a los que está expuesto. Parece probable que estos conocimientos puedan, a largo plazo, contribuir a la promoción del bienestar y la salud mental.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba