Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Compuestos naturales para luchar contra las alergias

Un equipo científico financiado por la Unión Europea se propuso desarrollar una serie de moléculas pequeñas similares a fármacos y basadas ​​en un producto natural que ofrezcan una solución a los trastornos alérgicos humanos. Al alterar interacciones fundamentales entre proteínas, estas moléculas presentan grandes posibilidades para el tratamiento de las alergias.
Compuestos naturales para luchar contra las alergias
Los estudios epidemiológicos indican que en los países industrializados más del 25 % de la población sufre de algún tipo de alergia. El impacto económico de este fenómeno, debido tanto a los costes de atención sanitaria como al absentismo laboral, se eleva a cerca de 3 000 millones de euros.

La causa de los trastornos alérgicos radica en mediadores inflamatorios, tales como los leucotrienos, liberados por los mastocitos y los basófilos previa conjugación de las proteínas de inmunoglobulina E (IgE) con los receptores de Ig Fc épsilon (Fc épsilon RI) de dichas células. Por este motivo, si se consiguiera sintetizar moléculas pequeñas que alteraran esta interacción, se podría obtener un tratamiento eficaz de los trastornos alérgicos.

Partiendo de esta hipótesis, los socios del proyecto «Total synthesis of (+)-aspercyclide A and analogues» (TSASPERA) estudiaron la posibilidad de utilizar la asperciclida A como antagonista de la interacción entre las proteínas humanas IgE y Fc épsilon RI. La asperclicida A es una molécula aislada en Tanzania a partir de una bacteria del suelo del género Aspergillus que constituye un recurso prometedor para el tratamiento del asma y las alergias.

Para entender cómo la estructura de la molécula determina su actividad, los científicos sintetizaron varios análogos de la asperciclida A. El enantiómero positivo (+), que comparte la configuración de la asperciclida A natural, muestra actividad antagonista significativa contra la interacción IgE humana-Fc épsilon RI. Por el contrario, el enantiómero negativo (-) resultó ser menos activo, lo que parece indicar que su modo de acción puede ser específico.

Los socios del proyecto están ahora evaluando el impacto biológico de dos análogos que no contienen un grupo aldehído en el anillo A, lo que les permitirá descartar que la actividad de la asperciclida A obedezca a la reacción del resto aldehído con cadenas laterales de lisina en las proteínas, ya que esto provocaría una toxicidad irreversible. De este modo se determinaría la viabilidad de utilizar la asperciclida A (+) para el desarrollo de agentes terapéuticos contra el asma y la alergia. Los tratamientos actuales para dichos trastornos van frecuentemente asociados a efectos secundarios discapacitantes y ofrecen resultados generalmente insatisfactorios. Otras observaciones basadas en los resultados de TSASPERA podrían dar lugar a tratamientos eficaces que ayuden a mejorar la calidad de vida de millones de enfermos en todo el mundo.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba