Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevas técnicas para reciclar residuos plásticos de envases de alimentos

Un proyecto financiado por la Unión Europea desarrolló un nuevo proceso para reciclar residuos plásticos para envases de alimentos. Este recurso permite a la industria cumplir con la normativa de la Comisión Europea sobre materiales plásticos reciclados y elementos que van a entrar en contacto con alimentos.
Nuevas técnicas para reciclar residuos plásticos de envases de alimentos
Buena parte de las bebidas y los alimentos que consumimos se presentan en botellas o envases de tereftalato de polietileno (PET). Un envase de PET puede fabricarse en su totalidad a base de PET reciclado y este material puede reciclarse una y otra vez. Sin embargo, actualmente la mayor parte del PET de color y con capas no puede reciclarse y, por lo tanto, no puede transformarse en un envase apto para alimentos.

El objetivo del proyecto financiado por la Unión Europea SUPERCLEANQ (Development of processes and quality procedures for the valorisation of recycled plastics for food contact applications) era desarrollar técnicas y procedimientos de garantía de calidad y control de calidad de los procesos de reciclado de plásticos para envases de alimentos.

Los socios del proyecto diseñaron un estudio de garantía de calidad para materiales reciclados destinados al contacto con alimentos que se publicó como norma europea. Esto garantiza el cumplimiento de la normativa de la Comisión Europea al tiempo que permite a los órganos rectores, reguladores y a la industria conocer la pureza de estos productos de forma rentable y fiable.

Otros desarrollos incluyen un proceso de reciclado del PET de barrera modificada y de color no reciclable hasta el momento, un sistema de descontaminación para el reciclado del PET, y un sistema de monitorización en línea en tiempo real para el control de calidad del proceso que verifica que los productos químicos están presentes en las proporciones permitidas.

SUPERCLEANQ contribuye al desarrollo de nuevos métodos de reciclado para otras industrias de materiales aptos para alimentos. Así, se apunta a solucionar el problema de las cerca de setecientas mil toneladas generadas por año de PET en capas y de color que no pueden reciclarse en las actuales instalaciones para el reciclado de PET de los envases aptos para alimentos.

Información relacionada

Palabras clave

Residuos plásticos, envases para alimentos, tereftalato de polietileno, plásticos reciclados, apto para alimentos
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba