Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Detectores portátiles y tecnologías de sensores para incrementar la seguridad de las fronteras europeas

Una iniciativa de la Unión Europea desarrolló tecnologías de sensores y un dispositivo de detección portátil para complementar la labor de los perros como parte del proceso de vigilancia en aeropuertos y pasos fronterizos.
Detectores portátiles y tecnologías de sensores para incrementar la seguridad de las fronteras europeas
El proyecto financiado con fondos europeos HANDHOLD (Handhold – Handheld olfactory detector) se propuso crear un dispositivo único que integrara diferentes tecnologías para detectar personas ocultas y sustancias ilegales. Esta medida hará más eficiente el actual uso puntual de varios dispositivos desvinculados entre sí.

Los socios del proyecto desarrollaron una plataforma en la que se pueden integrar sistemas de sensores de baja potencia de sustancias químicas, biológicas, radiactivas, nucleares y explosivas (QBRNE). Varios de los módulos de la plataforma pueden colocarse y conectarse a través de una red Wi-Fi. Este método de detección rentable y portátil facilita la labor de los agentes fronterizos y los cuerpos de seguridad civiles y complementa las funciones que ya realizan los perros. En caso de resultar necesario, tras el uso de estos sistemas pueden emplearse perros para ayudar a localizar sustancias concretas.

La plataforma incorpora novedosos mecanismos de distribución del aire para garantizar que se suministran cantidades adecuadas de las moléculas objetivo a los sensores —hasta cuatro a la vez—. Además, gracias a distintos métodos avanzados de ingeniería de software, resulta posible analizar de forma simultánea las mediciones recogidas por varios sensores y posteriormente enviar los resultados en tiempo real a los usuarios finales. El equipo de HANDHOLD desarrolló cuatro sensores de última generación para la detección de sustancias QBRNE.

La plataforma de HANDHOLD dispone de una herramienta avanzada de mapeo y planificación que permite a los mandos emplear sus prestaciones. El sistema cubre de manera específica las necesidades de los funcionarios de aduanas y de los cuerpos de seguridad civiles. Además, se puede integrar a la perfección con sensores ya disponibles en el mercado y abarca una gran variedad de sustancias QBRNE ya que permite el funcionamiento conjunto de varios sensores.

Los resultados de HANDHOLD supondrán una importante contribución a los sistemas de vigilancia y detección. Dado que se ha incrementado la necesidad de contar con métodos de detección de sustancias QBRNE en las fronteras de la UE, el sistema propuesto supone otro paso adelante para garantizar un mayor nivel de seguridad en Europa.

Información relacionada

Temas

Security

Palabras clave

Detector portátil, tecnologías de sensores, fronteras, HANDHOLD, detector olfativo, QBRNE
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba