Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Cómo sacar un mayor rendimiento a Miscanthus

Bajo los auspicios de la Unión Europea se puso en marcha el proyecto OPTIMISC con el propósito de analizar y mejorar el potencial de la especie herbácea Miscanthus para la producción de biomasa. Tras exhaustivos ensayos de laboratorio y de campo, la primera remesa de nuevas variedades de interés comercial está a punto de salir al mercado.
Cómo sacar un mayor rendimiento a Miscanthus
Esta planta herbácea de rápido crecimiento está llamada a convertirse en el principal cultivo de biomasa de Europa y en un gran aliado para la transición a una economía bioenergética sostenible. «La notable capacidad de adaptación de Miscanthus convierte a este nuevo cultivo en una excelente materia prima de biomasa en diversas condiciones climáticas», declaró la profesora Iris Lewandowski, de la Universidad de Hohenheim, Stuttgart, y coordinadora del proyecto OPTIMISC (Optimizing Miscanthus Biomass Production), que arrancó en 2012 con el objetivo de hallar un híbrido de Miscanthus especialmente adaptado para la producción de biocombustibles y biomateriales.

«Dado que se trata de una especie perenne cuya vida útil en una plantación puede alcanzar los veinte años, Miscanthus mejora la fertilidad del suelo, la biodiversidad y la retención de carbono en el suelo, y hace un uso optimizado de los nutrientes con escasas necesidades fitosanitarias y de fertilización», explicó Lewandowski, «pero actualmente los agricultores europeos solo disponen de un clon de la planta, denominado Miscanthus x giganteus. Esto implica que no existen variedades adaptadas a distintos entornos o usos finales de la biomasa».

Ensayos a gran escala con Miscanthus

Los doce socios de OPTIMISC, algunos de ellos procedentes de China, Rusia y Turquía, identificaron nuevas plantas de Miscanthus adaptadas a distintas condiciones climáticas, como las heladas, la sequía o los suelos salinos. El consorcio cultivó más de ciento cincuenta variedades a partir de semillas o de nuevos híbridos. Posteriormente, se evaluaron las quince variedades más prometedoras a fin de averiguar su idoneidad para distintos entornos y usos finales, como la producción de etanol y biogás o la combustión. En el marco de seis grandes experimentos realizados en Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Rusia, Turquía y Ucrania, se cultivaron 22 200 plantas y otras 40 000 se destinaron a ensayos a gran escala, algunos de ellos en China, para hallar variedades capaces de prosperar en suelos muy salinos.

Los resultados de OPTIMISC demostraron que los nuevos híbridos son más productivos que la variedad de Miscanthus que se comercializa actualmente. Para averiguar por qué unas variedades ofrecen un mayor rendimiento que otras, el equipo emprendió una serie de análisis fisiológicos de distintas plantas. Los resultados arrojaron nuevas claves sobre la relación existente entre la tasa de crecimiento y las condiciones medioambientales y permitieron determinar qué variedades son las más adecuadas para cada entorno. «Estos hallazgos dejaron patente el potencial de Miscanthus como cultivo apto para tierras marginales», explicó Lewandowski.

Producción optimizada

Los datos recopilados en el marco del proyecto servirán para mejorar los métodos de producción. El consorcio se propuso además perfeccionar las tecnologías para adaptarlas a procesos de producción de biomasa de Miscanthus a escala comercial. A tales efectos, se analizaron los métodos empleados para fomentar la germinación de las semillas, cosechar la planta y compactar la biomasa en pellets.

«Nuestras conclusiones sobre el rendimiento de distintas variedades de Miscanthus se han incorporado a varios programas de cultivo de esta planta, y la primera generación de nuevas variedades comerciales saldrá próximamente al mercado», afirmó Lewandowski. Asimismo, los modelos de OPTIMISC confirmaron un potencial de reducción anual de emisiones de gases de efecto invernadero de 30,6 toneladas de dióxido de carbono por hectárea de Miscanthus. «Estamos divulgando los resultados de OPTIMISC entre las empresas de biomasa y biorrefinería para demostrar las ventajas económicas de la biomasa de Miscanthus».

Información relacionada

Palabras clave

OPTIMISC, biocombustible, plantas herbáceas, productividad, lignocelulosa, calidad de la biomasa, cultivo de plantas, Miscanthus
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba