Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Influencia de la genética y la cultura en la regulación de las emociones

En las respuestas a los estímulos que despiertan emociones se pueden apreciar importantes diferencias interculturales. Una investigación se ha propuesto estudiar la regulación de las emociones mediante una comparación de este proceso en sociedades individualistas y colectivistas.
Influencia de la genética y la cultura en la regulación de las emociones
Por control de las emociones se entiende la capacidad de comprender y aceptar experiencias emotivas. Un control eficaz de las emociones facilita las interacciones sociales como las que se derivan del comportamiento en centros de trabajo, mientras que la falta de este puede generar efectos negativos sobre la salud y el bienestar.

El proyecto EMOTION REGULATION ha planteado dos enfoques para el estudio de las diferencias culturales observadas tanto en la experimentación de emociones como en su expresión. El primero implica la observación de los mecanismos neuronales implicados en las respuestas emocionales ante situaciones distintas y el segundo el estudio de cómo regulan sus emociones aquellos a los que se pide que lo hagan y cómo influyen los factores culturales en esta situación.

La influencia del contexto social en la respuesta neuronal a estímulos emocionales se estudió en chinos y neerlandeses mediante electroencefalogramas. Los primeros representan una cultura más colectivista, mientras que la cultura de los segundos resulta más individualista. En la actualidad está en marcha un análisis comparativo intercultural cuyos resultados preliminares muestran que el contexto social influye de distintas maneras en las respuestas emocionales de cada grupo de población.

Los investigadores midieron los efectos de estímulos emocionales cada vez más intensos en función de indicadores del rendimiento en un ejercicio de control cognitivo emocional. Los resultados más relevantes sacaron a la luz distintos indicadores basados en el rendimiento para cada uno de los estímulos emocionales. Estos descubrimientos contribuyen a dar respuesta a varias dudas sobre la interacción de pensamientos y sentimientos en el encéfalo.

Los resultados de un segundo estudio en el que se utilizaron técnicas de imagen por resonancia magnética funcional mostraron que, cuando se invita a adoptar una postura más independiente para definirse a uno mismo, se suele optar por una regulación de las emociones conducente a experimentar sentimientos más positivos.

Un estudio dedicado a investigar la efectividad de una estrategia de regulación de las emociones en particular, en la que los sujetos han de reinterpretar estímulos emocionales, se valió de la reconstrucción de una situación provocadora de ira en un contexto experimental. Las observaciones extraídas mostraron que la efectividad de la reinterpretación de estímulos emocionales con medios distintos resultaba más o menos efectiva en función del trasfondo cultural del sujeto.

La labor de EMOTION REGULATION se presentó en cinco congresos y podrían llegar a publicarse hasta cinco artículos en varias revistas científicas. El estudio trata ahora sobre la regulación de las emociones en personas con distintas afecciones genéticas relacionadas con el desarrollo neuronal.

Los resultados del proyecto ampliarán el conocimiento que se posee sobre el control diario de las emociones que ejercen distintos sujetos con trasfondos culturales distintos. La investigación de EMOTION REGULATION también podría dar lugar a estrategias de intervención para profesionales dedicados a varias afecciones del desarrollo neuronal.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba