Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Papel de los linfocitos T en las infecciones por el virus de Epstein-Barr

El virus de Epstein-Barr (VEB) es un virus de la familia del herpes que provoca cánceres, trastornos inmunoproliferativos o la mononucleosis infecciosa aguda (AIM), más conocida como la enfermedad del beso. Un equipo de investigadores financiado por la Unión Europea se propuso estudiar a fondo las vías inmunológicas que se desencadenan tras la infección por VEB.
Papel de los linfocitos T en las infecciones por el virus de Epstein-Barr
Durante las infecciones virales, las respuestas inmunes mediadas por los linfocitos T se configuran a través de la activación de los receptores de células T (TCR). La activación de los TCR es un proceso fundamental para la inmunidad y se produce como respuesta a la presentación de antígenos por parte de las células pertinentes. Los linfocitos T que ya se han encontrado previamente con un antígeno dado se conocen como células T de memoria. Cuando se vuelven a encontrar con dicho antígeno son capaces de organizar una respuesta inmune mucho más rápidamente.

Existen pruebas recientes que parecen indicar que las células T de memoria de reacción cruzada desempeñan algún papel en la AIM inducida por el VEB. El objetivo fundamental de los socios del proyecto EBV HORIZONS era caracterizar el papel preciso de las células T CD8 de reacción cruzada en la patología inducida por el VEB. Para ello, los investigadores analizaron un grupo de clones de células T CD8 específicamente inducidos por el VEB en niños, adultos y personas de edad avanzada infectados por dicho virus. La meta de final del estudio era identificar los ligandos que reconocen dichos clones.

Como primer paso, los científicos analizaron el repertorio de TCR de individuos sanos de todas las edades y descubrieron muchos receptores comunes. El mecanismo propuesto para explicar el intercambio interindividual de clonotipos de TCR, es decir, de clones de linfocitos T con un TCR capaz de reaccionar ante un único epitopo, en el seno de las poblaciones de células T CD8 específicas de un antígeno fue la recombinación convergente. Según éste, los clonotipos de TCR compartidos son simplemente los productos más frecuentes de la recombinación somática de genes variables (V), de diversidad (D) y de unión funcional (J) conocida como V(D)J, un mecanismo de recombinación genética que se da en vertebrados y por el cual se seleccionan y ensamblan al azar segmentos de genes que codifican proteínas específicas con papeles importantes en el sistema inmunitario.

La hipótesis de los socios de EBV HORIZONTES era que estos TCR compartidos podrían representar los clones responsables de la respuesta a la infección. Mediante el análisis de las secuencias de TCR de los linfocitos CD8 T no activados (también conocidos como vírgenes o novatos) en ratones, los científicos descubrieron que los TCR con características convergentes estaban presentes en un mayor número de copias en cada uno de los ratones y también se compartían entre los mismos.

El análisis posterior de las células T vírgenes y de memoria en los seres humanos puso de manifiesto que el repertorio de TCR de los conjuntos de células CD8 T vírgenes y de memoria, así como su interrelación dentro y entre individuos, también obedecían a este mismo mecanismo de recombinación convergente.

Con respecto a la infección por VEB, la información obtenida ayudará a desentrañar la compleja inmunidad contra este virus y podrá utilizarse para modular la respuesta inmune como parte de una futura estrategia terapéutica.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba