Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

SIEDIT — Resultado resumido

Project ID: 270591
Financiado con arreglo a: FP7-JTI

Medidas para prevenir la acumulación de hielo en las alas de los aviones

La formación de hielo durante el vuelo es un fenómeno peligroso que puede provocar la pérdida de control del avión. Unos científicos han desarrollado una tecnología de protección contra el hielo innovadora que combina protección térmica y mecánica, antihielo y de deshielo.
Medidas para prevenir la acumulación de hielo en las alas de los aviones
La formación de hielo sobre las alas es tal vez la más peligrosa, ya que altera el flujo de aire y produce una pérdida de sustentación. Por este motivo, los sistemas de protección contra el hielo (IPS, por sus siglas en inglés) se consideran componentes críticos para la seguridad de los aviones, y el sector aeroespacial se está centrando en ellos para mejorar la seguridad de la aviación civil.

Un IPS habitual utiliza aire sangrado del motor, o aire comprimido y a elevada temperatura del motor, para eliminar el hielo de componentes críticos del avión, incluidos los bordes de ataque de las alas. Para los aviones de medio a gran tamaño, existen dos sistemas alternativos: los electrotérmicos y los electromecánicos (expulsión electromecánica). El primero es bastante eficaz, pero utiliza mucha energía, mientras que el segundo es eficiente energéticamente y a menudo se prefiere cuando el tamaño del motor es un parámetro importante o se dispone de menos potencia. Ninguno de los dos sistemas es ideal para todos los tipos de ala.

El proyecto financiado con fondos europeos 'Development of a slat with integrated electrical deicers for icing wind tunnel tests' (SIEDIT) investigó combinaciones de tecnologías o IPS híbridos para plataformas y alas de gran tamaño. Las investigaciones preliminares demostraron que los dos subsistemas optimizados individualmente no se podían combinar de manera sencilla, sino que era necesario alterar sus configuraciones para que fuesen compatibles. Una exhaustiva campaña de pruebas experimentales y modelos indicó el camino hacia las modificaciones necesarias.

Los ensayos en el túnel de viento «Glenn» para la investigación sobre la formación de hielo de la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) consistieron en condiciones de aire seco de hasta 140 grados Celsius y condiciones de deshielo a -9 y -15 grados Celsius. Los resultados de los ensayos, combinados con las inspecciones no destructivas realizadas tras los ensayos y la posterior inspección destructiva, resaltaron las áreas que se deberán investigar en el futuro.

Los científicos del SIEDIT han avanzado de manera importante hacia la consecución de un IPS híbrido electrotérmico-electromecánico para lograr una mayor seguridad de los aviones de medio y gran tamaño. Se espera que las indagaciones restantes conduzcan a su optimización y, finalmente, a su certificación.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba