Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevos procesos para la limpieza de tejidos y dispositivos médicos

El dióxido de carbono (CO2) líquido o supercrítico puede reemplazar como agente limpiador a los disolventes halogenados tóxicos y contaminantes que suelen emplearse para limpiar tejidos e instrumentos médicos.
Nuevos procesos para la limpieza de tejidos y dispositivos médicos
El proyecto «Advanced CO2 cleaning as an ecological process technology» (ACCEPT) ha desarrollado alternativas respetuosas con el medio ambiente para la limpieza de superficies maleables (tejidos y piel) y duras (dispositivos e implantes médicos y piezas metálicas finas).

En la actualidad, la limpieza, desinfección y esterilización de dichos materiales se realizan con disolventes para eliminar la suciedad y manchas antes de poder ser (re-)utilizado en su aplicación final. Con frecuencia se trata de disolventes orgánicos (hidrocarburos halogenados y no halogenados) que perjudican el medio ambiente y la higiene. Asimismo, su eficacia resulta muchas veces insuficiente, dado que pueden dejar residuos y contaminantes en las superficies tratadas.

Financiado por la UE, ACCEPT investigó los procesos de limpieza mediante dióxido de carbono líquido (LCO2) y dióxido de carbono supercrítico (SCCO2) y diseñó una unidad de limpieza para su producción a gran escala. Se desarrollaron procesos de limpieza de tejidos mejorados para LCO2, así como un sistema de control para medir los resultados. Asimismo, se consiguió un nivel de esterilización suficiente en los dispositivos e implantes médicos, tales como endoscopios flexibles, que permite que esta tecnología sea escalable para producción.

Se evaluó la efectividad antimicrobiana de los nuevos procesos de limpieza para una amplia gama de microbios, incluyendo las distintas variedades de Staphylococcus y Enterococcus. Los experimentos concluyeron que SCCO2 tiene una actividad antimicrobiana más alta que LCO2, hasta cinco veces mayor en algunos casos.

Los socios del proyecto también descubrieron que los nuevos procesos son más baratos que seguir utilizando los mismos disolventes en un entorno industrial, sobre todo para la limpieza de prendas textiles con LCO2, donde se registraron ahorros de hasta 13 %.

ACCEPT contribuirá a que las pequeñas y medianas empresas (PYME) europeas cumplan la nueva normativa europea y nacional en materia de emisiones volátiles y condiciones de trabajo. Los resultados arrojados por la investigación tendrán un efecto significativo en las prácticas de limpieza dentro de la UE y reforzarán a aquellas PYME que adopten esta nueva tecnología mediante LCO2 respetuosa con el medio ambiente.

Además, estas nuevas tecnologías ofrecen a los fabricantes de equipos de limpieza y equipos de esterilización médica mayor competitividad y crecimiento gracias a una tecnología novedosa y sostenible.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba