Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Monitorización de la salud de las aeronaves mediante ultrasonidos

El uso de las ecografías para monitorizar la salud de los bebés antes de nacer es de sobra conocido. Ahora, un proyecto financiado con fondos de la UE ha desarrollado una técnica que combina la tecnología de las ondas ultrasónicas guiadas y los sistemas de redes neuronales para monitorizar la salud de los componentes de las aeronaves ocultos bajo otros componentes.
Monitorización de la salud de las aeronaves mediante ultrasonidos
Las aeronaves son máquinas complejas y de gran tamaño, en las que incluso la grieta más pequeña en el recoveco más lejano o de difícil acceso puede tener consecuencias graves relacionadas con la seguridad y la aeronavegabilidad. Por este motivo, las inspecciones y el mantenimiento periódico, además de ser de vital importancia, son una tarea ardua que requiere mucho tiempo, ya que algunos componentes se encuentran ocultos bajo diferentes capas de componentes.

El equipo del proyecto 'Neural net based defect detection system using LRU technology for aircraft structure monitoring' (SELF-SCAN) ha desarrollado una técnica que emplea la tecnología de ondas guiadas para mejorar la eficiencia de las inspecciones y del mantenimiento a la vez que se incrementa la seguridad. A diferencia de otros métodos para monitorizar estructuras complejas, la tecnología de las ondas guiadas cubre una gran área con un número limitado de sensores.

No obstante, las estructuras de las aeronaves, así como el entorno en el que interactúan, son complejos. Por tanto, detectar defectos entre la enorme cantidad de datos geométricos recogidos al usar ondas ultrasónicas guiadas es una tarea de gran complejidad. Financiado por el Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE, el equipo de SELF-SCAN concibió la idea innovadora de utilizar sistemas de redes neuronales con sensores instalados permanentemente para permitir la detección in situ.

El equipo del proyecto, un consorcio con participación de seis Estados miembros de la UE, creó un sistema integrado avanzado para la monitorización de la salud estructural y la detección de fallos inminentes. El prototipo del sistema demostró su capacidad de diferenciar entre componentes en buen estado y componentes defectuosos, así como de detectar grietas diminutas pero críticas en regiones consideradas como inaccesibles para otros sensores.

Cuando el sistema se haya desarrollado para su comercialización, la detección por ultrasonidos ayudará a reforzar la seguridad, reducir el riesgo de fallos catastróficos, reducir los costes y aumentar la vida útil de los componentes de las aeronaves.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba