Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Fármacos anticancerígenos para la inflamación crónica

Los fármacos antiinflamatorios no esteroides (NSAID) existen hace más de cien años desde la formulación de la aspirina. No obstante, la administración crónica se asocia a efectos secundarios y por ello se precisan alternativas innovadoras.
Fármacos anticancerígenos para la inflamación crónica
A pesar de que se realizan muchos esfuerzos, las enfermedades inflamatorias crónicas y autoinmunitarias como la artritis reumatoide suponen una importante carga socioeconómica. Las opciones terapéuticas actuales siguen siendo muy limitadas y presentan efectos secundarios muy importantes, y por ello urge disponer de estrategias terapéuticas innovadoras.

En vistas de ello, se puso en marcha el proyecto financiado por la Unión Europea TARKINAID (Targeting Src-family tyrosine kinases in chronic autoimmune and inflammatory diseases) con el fin de investigar a los inhibidores de las quinasas de la familia Src, conocidas por su participación en el desarrollo y la progresión de tumores. Las quinasas Src también están presentes en las células inmunitarias y los resultados preliminares en animales experimentales sugieren que podrían participar en el desarrollo de enfermedades inflamatorias.

Los científicos identificaron algunos pequeños inhibidores de Src con propiedades antiinflamatorias y desarrollaron un conjunto de candidatos a fármacos de estructuras similares. Se demostró que son funcionales in vitro: inhiben la activación de células inmunitarias y moderan las respuestas inflamatorias en mayor medida que el ya conocido dasatinib, inhibidor de la tirosina quinasa. Así se demostró el valor terapéutico de estos candidatos para posteriores aplicaciones en el desarrollo clínico de fármacos.

Además, los científicos demostraron los nuevos efectos del fármaco dasatinib antileucémico en diferentes modelos de enfermedades inflamatorias. Por ejemplo, la atenuación de la artritis inducida por complejos inmunitarios y la protección contra el daño pulmonar en lesiones pulmonares agudas y asma alérgico.

El consorcio investigó además funciones nuevas de las quinasas de la familia Src mieloides - Hck, Fgr y Lyn en enfermedades inflamatorias. Sus esfuerzos revelaron importantes conocimientos mecanicistas e identificaron muchos otros componentes en la vía de señalización posterior de estas quinasas.

Combinadas, las actividades del proyecto TARKINAID propusieron nuevas estrategias terapéuticas para las enfermedades autoinmunitarias e inflamatorias crónicas. Estos nuevos inhibidores de la quinasa Src podrían servir como fármacos antiinflamatorios orales que serán presentados en solicitudes de patentes. Por último, comprender mejor la patogénesis de las enfermedades inflamatorias y autoinmunitarias permitirá mejorar los diagnósticos y estudios terapéuticos en el futuro.

Información relacionada

Palabras clave

Fármacos antiinflamatorios no esteroides, autoinmunitario, artritis reumatoide, inhibidores, quinasa Src, dasatinib
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba