Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una ampliación de los biomarcadores de enfermedades cardiovasculares

Se han descubierto biomarcadores nuevos y de gran utilidad para evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular en las distintas poblaciones de Europa.
Una ampliación de los biomarcadores de enfermedades cardiovasculares
La elevada incidencia de enfermedades cardiovasculares constituye una significativa carga socioeconómica para los países desarrollados. Gracias a extensas investigaciones clínicas, se han hallado biomarcadores que predicen el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, pero aún no se ha determinado ni comparado su efecto relativo sobre las distintas regiones europeas y tampoco su contribución al avance hacia la medicina personalizada.

Basándose en varias cohortes europeas, el proyecto BIOMARCARE (Biomarker for cardiovascular risk assessment in Europe), dotado con financiación de la Unión Europea, llevó a cabo un estudio de biomarcadores a gran escala para dirimir esta cuestión. Así se pretendía proporcionar una panorámica de la utilidad de diferentes biomarcadores —tanto ya existentes como novedosos— para realizar previsiones.

BIOMARCARE se sirvió de datos ómicos de vanguardia —de proteómica, transcriptómica, metabolómica y de miARN— para dar con nuevos biomarcadores basándose en su relación con el riesgo cardiovascular y el fenotipo de la enfermedad.

El consorcio responsable validó los distintos biomarcadores, afianzados y novedosos, en la población europea y en cohortes de pacientes y, seguidamente, se afanó en determinar cuáles eran de utilidad para evaluar el riesgo cardiovascular. Tras examinar a distintas poblaciones europeas, los investigadores definieron y validaron biomarcadores cardiovasculares como la troponina I de gran sensibilidad, NT-proBNP y también marcadores novedosos como metabolitos y microARN.

Los socios de BIOMARCARE han creado un instrumento centralizado de procesamiento de datos que armoniza la información remitida por los distintos emplazamientos del estudio y la prepara para su análisis.

Estos resultados contribuirán a articular una estrategia que permita la predicción personalizada del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. La asociación de los biomarcadores con los estilos de vida y con diversos medicamentos ayudará, previsiblemente, a formular políticas sanitarias y podría favorecer un descenso de la incidencia de este tipo de afecciones.

Información relacionada

Palabras clave

Biomarcadores, enfermedad cardiovascular, BIOMARCARE, troponina I, microARN, ómica
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba