Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Hacia una mejor gestión del suelo en las explotaciones agropecuarias

Investigadores europeos trabajan en definir prácticas alternativas de gestión del suelo para poner freno al deterioro de la calidad de los suelos en Europa.
Hacia una mejor gestión del suelo en las explotaciones agropecuarias
Las prácticas agrícolas que reducen la cantidad de carbono en el suelo pueden alterar la actividad microbiana y la estructura del mismo, así como el suministro de agua y nutrientes a los cultivos. Pueden también mermar la capacidad del suelo para regular las emisiones de gases de efecto invernadero.

La iniciativa financiada con fondos europeos CATCH-C (Compatibility of agricultural management practices and types of farming in the EU to enhance climate change mitigation and soil health) estudió las mejores prácticas de gestión (BMP) para atenuar y prevenir estos problemas. Se describieron los efectos de distintas opciones de gestión del suelo y también los impedimentos para la adopción de las BMP en distintos tipos de explotación agropecuaria.

Se emplearon datos sobre más de tres centenares de ensayos de larga duración para calcular los efectos de las distintas opciones de gestión del suelo conforme a indicadores seleccionados de calidad del suelo, productividad de cultivos y atenuación del cambio climático.

En conjunto, las BMP sí mejoraron la calidad del suelo de diversas maneras. El equipo de CATCH-C observó que las BMP llevaban aparejadas algunas contraprestaciones, como un descenso del rendimiento o un incremento de las emisiones. Se descubrió también que las condiciones locales influían poderosamente sobre la eficacia de las BMP e incluso sobre el sentido del impacto.

Se escogieron veinticuatro tipos de explotación en función de los datos relativos al suelo y el clima en combinación con los rasgos económicos propios de la actividad agrícola. En relación con estas explotaciones, los investigadores sondearon la opinión de más de dos mil quinientos agricultores sobre las prácticas de gestión del suelo y el concepto de degradación del suelo. El equipo de CATCH-C también analizó las políticas europeas en materia de suelo y si favorecen o desincentivan la adopción de BMP.

Los investigadores analizaron conjuntos de políticas que pueden afectar a los suelos, tratando de determinar en qué medida tienen en cuenta ese efecto, y se abarcaron desde objetivos fijados por la UE hasta documentos de ámbito nacional y la aplicación de medidas a escala local. En conjunto, se concluyó que en las políticas había un grado reducido de consideración de su influencia sobre los suelos. Se definieron algunos aspectos clave que podrían elevar la efectividad de las políticas, a saber: promover una incorporación ascendente de consideraciones específicas a escala local, mecanismos para poner en común el coste de la investigación y la difusión, seguimiento del impacto mediante indicadores fiables y una mejor asignación geográfica de los fondos destinados a servir objetivos públicos de interés paneuropeo (como la retención y eliminación de carbono).

Por último, CATCH-C creó KnowSoil, una herramienta web de toma de decisiones que resume los costes y beneficios de las prácticas sostenibles para agricultores, opinión pública y medio ambiente. Esta herramienta se ha publicado en siete idiomas y proporciona directrices validadas científicamente para mejorar la gestión del suelo, en torno a las cuales se pueden conformar las políticas europeas de gestión del suelo.

Información relacionada

Temas

Food

Palabras clave

Gestión del suelo, explotación agropecuaria, calidad del suelo, mejores prácticas de gestión
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba