Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

COMPO-BALL — Resultado resumido

Project ID: 243625
Financiado con arreglo a: FP7-SME
País: España

Monitorización remota de montones de compost

El compost procedente de residuos orgánicos es un recurso importante para la salud del suelo y el crecimiento vegetal. Se trata de una forma de reciclaje que puede llegar a ser rentable gracias a una alternativa de monitorización propuesta por un proyecto financiado por la Unión Europea.
Monitorización remota de montones de compost
Sea cual sea su origen, el resultado del compostaje de residuos orgánicos puede proporcionar composts de gran calidad, ricos en biota beneficiosa que ayuda a generar nutrientes en el suelo o a eliminar productos nocivos para las plantas. Aunque se sigan estándares y protocolos de compostaje de residuos orgánicos, esto no es una garantía de obtener un compost de calidad.

Para cumplir con la estricta regulación y para garantizar un compostaje eficaz y con buen rendimiento, tanto la temperatura como la humedad de los montones de compost deben ser medidas constantemente. Los socios del proyecto financiado por la Unión Europea «Novel on-line composting monitoring system» (COMPO-BALL) desarrollaron un nuevo sistema para la transmisión continua de datos desde varios puntos situados en el material de compostaje.

El producto será puesto en el mercado bajo el nombre de «SensoBall». Un conjunto de sensores inalámbricos autónomos elimina la necesidad de cables o de que los operadores tengan que subir a los montones de compost varias veces a la semana para tomar las medidas de temperatura y humedad. La transmisión continua de los datos, desde los sensores hasta una unidad de centralización de datos para su análisis, permite monitorizar el proceso de compostaje desde cualquier lugar.

Los sofisticados componentes electrónicos envían potentes señales que se reciben en hasta treinta nodos de sensores. Se ha probado que el material de poliuretano rígido empleado para proteger cada sensor resiste la exposición a condiciones ambientales adversas. Antes de Sensoball, no había ningún sistema disponible para medir simultáneamente la temperatura y la humedad durante el proceso de compostaje.

Por medio de la observación de estos indicadores de la actividad del compost, los usuarios pueden determinar con más precisión cuándo los microorganismos necesitan aire y, por tanto, cuándo los montones de compost tienen que ser volteados. Este es un punto crítico para lograr un compostaje eficaz que garantiza un producto de alta calidad. La monitorización continua también puede proporcionar un aviso temprano ante potenciales riesgos de incendio cuando la temperatura excede los umbrales recomendados.

En conjunto, los socios del proyecto COMPO-BALL han desarrollado un sistema económico, fácil de usar y robusto que puede impulsar los beneficios de las plantas de compostaje. Diseñado para las plantas de compostaje y probado en plantas de compostaje de toda Europa, los investigadores del proyecto COMPO-BALL también prevén el uso de esta nueva tecnología para la monitorización del compostaje de residuos domésticos, reduciendo la cantidad de materia orgánica en los vertederos.

Información relacionada

Palabras clave

Compost, monitorización en línea, residuo, sensor inalámbrico, temperatura, humedad, regulaciones
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba