Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

ON-WINGS — Resultado resumido

Project ID: 233838
Financiado con arreglo a: FP7-TRANSPORT

Detectar mejor el hielo da mayor seguridad a las aeronaves

La formación de hielo en las estructuras de las aeronaves es uno de los aspectos más preocupantes de cara a su seguridad. Un equipo de científicos financiado por la UE ha desarrollado una red distribuida de sensores que debe aportar más exactitud y una mayor capacidad de detección, ubicación y eliminación del hielo formado.
Detectar mejor el hielo da mayor seguridad a las aeronaves
Cuando las aeronaves vuelan en aire frío y húmedo, especialmente a poca altitud, son susceptibles a la formación rápida de hielo, o engelamiento, que interfiere con el flujo de aire y con su gobierno, lo cual puede provocar accidentes fatales. La pérdida de control debida al engelamiento se ha convertido en un problema cada vez más acuciante dado que el aumento del tráfico aéreo obliga a las aeronaves a permanecer más tiempo en circuitos de espera a baja altitud.

Las tecnologías actuales de protección antihielo para aeronaves presentan varios inconvenientes. Mientras que todas dependen de una detección fiable del engelamiento, la mayoría de los sensores se hallan alejados de las superficies en las que realmente se acumula el hielo. Además no son capaces de discriminar los distintos tipos de hielo, cuyas características afectan el vuelo de diferentes maneras. El equipo científico, con el respaldo de la UE materializado en el proyecto «On wing ice detection and monitoring system» (ON-WINGS), acaba de desarrollar una tecnología óptica basada en sensores integrados y ubicados en estructuras relevantes que supera dichas limitaciones.

El sensor ON-WINGS se puede montar enrasado en cualquier estructura, incluidos los planos críticos para la seguridad, los álabes de los rotores y las barquillas de los motores. Utiliza fibra óptica para emitir luz sobre el hielo y medir la luz reflejada. Esta novedosa tecnología de medición permite determinar la existencia, el espesor y el tipo de hielo. Se pueden aplicar sensores múltiples en red distribuida. De esta manera, un controlador inteligente de protección antihielo puede activar zonas individuales de un sistema antihielo (SAH) electrotérmico para aumentar su eficacia y reducir al mismo tiempo el consumo energético.

La tecnología de detección de hielo ON-WINGS aporta una mejora sustancial en cuanto a exactitud, fiabilidad y flexibilidad en comparación a los SAH convencionales en su aplicación a superficies aerodinámicas críticas. Mediante su comercialización se prevén mejoras importantes en la seguridad de la aviación que a su vez reducirán el consumo de combustible y los requisitos de mantenimiento, aumentarán el rendimiento y disminuirán las emisiones. También conllevará una menor contribución de la industria aeroespacial al cambio climático.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba