Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

FURIN IN IMMUNITY — Resultado resumido

Project ID: 231008
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE

Reguladores novedosos de la respuesta inmunitaria

Un proyecto europeo se centró en desentrañar el papel fisiológico de la furina, una proteasa activada por la interleucina 12 (IL-12) en los linfocitos T colaboradores o cooperadores. Dada la participación de esta enzima en varias enfermedades autoinmunes, los resultados del proyecto podrían conducir al diseño de nuevas intervenciones terapéuticas.
Reguladores novedosos de la respuesta inmunitaria
La diferenciación de los linfocitos T colaboradores Th0 en linfocitos Th1 está mediada por la IL-12 y es fundamental para las respuestas inmunitarias mediadas por células frente a patógenos intracelulares. El gen de la proproteína convertasa (PC) furina ha sido identificado como un gen diana de la IL-12 que está asociado con la patogénesis de diversas enfermedades como cánceres metastásicos, fibrosis quística o enfermedades infecciosas, entre otras. La PC está implicada en la activación de diversas proteínas mediante la eliminación de las cadenas de aminoácidos que pueden bloquear la actividad de las mismas.

Los socios del proyecto financiado por la Unión Europea 'Proprotein convertase furin as a regulator of immune responses' (FURIN IN IMMUNITY) se centraron en el papel fisiológico que desempeña la furina en la inmunidad. La investigación pretende dilucidar los mecanismos moleculares del funcionamiento de la furina en las células T, así como determinar el papel que ésta desempeña en las respuestas innatas y las enfermedades inmunes.

Para ello, los científicos estudiaron ratones con deficiencia de furina en sus linfocitos T y descubrieron que estos manifestaban una inesperada pérdida de la tolerancia periférica y desarrollaban enfermedades autoinmunes. A continuación, mediante el análisis de microarrays, estudiaron las vías de señalización de las células T orquestadas por la furina.

Además descubrieron que en las placas ateroscleróticas se producía una sobrerregulación de la furina, así como numerosas moléculas diana de la misma. Los miembros del consorcio se concentran actualmente en el establecimiento de vínculos genéticos entre la furina y la aterosclerosis, así como en descifrar la desregulación de la furina en los fenómenos de autoinmunidad. Por otra parte, utilizando modelos de furina de pez cebra y mosca de la fruta, los investigadores esperan aportar pruebas sobre el papel fisiológico de furina en la hematopoyesis y la función inmunitaria.

Los resultados del proyecto han conseguido demostrar la implicación de la furina en varias enfermedades autoinmunes. Otros estudios y la elucidación de los mecanismos moleculares podrían conducir a la identificación de biomarcadores novedosos asociados a la enfermedad, así como al desarrollo de terapias centradas en inhibidores de la PC.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba