Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Plásticos reciclables

Un equipo europeo ha avanzado en el desarrollo de un plástico reciclable para envasados alimentarios creado durante un proyecto anterior. Este material, cuya huella de carbono era muy inferior a la de otras alternativas, permitía la fabricación de bandejas de comida más fiables y ligeras y con unos costes inferiores.
Plásticos reciclables
La industria europea del envasado alimentario se enfrenta en la actualidad a grandes desafíos en materia de sostenibilidad y competitividad. La Unión Europea espera que las empresas europeas lideren el mercado gracias a la utilización de plásticos reciclables.

El proyecto ECOPET (Demonstration of innovative, lightweight, 100% recyclable PET prototype formulations and process tooling for low carbon footprint packaging to replace current industry standard virgin plastics), financiado con fondos europeos, desarrolló un material reciclado de tereftalato de polietileno (PET) para envasado alimentario. El nuevo plástico, creado inicialmente por el proyecto europeo rPET-FC, ha recibido la aprobación de la Autoridad europea de seguridad alimentaria (EFSA).

El equipo del proyecto ECOPET demostró que el PET reciclado podía fabricarse al ritmo exigido y con un coste parecido al de los productos de la competencia.

La investigación posibilitó una reducción del 85 % de la huella de carbono de la materia prima polimérica en comparación con los materiales puros estándar, una mejora que supone el ahorro de 1,8 toneladas de dióxido de carbono por cada tonelada del nuevo material de ECOPET.

El equipo del proyecto consiguió una reducción de un 70 % en la huella de carbono del proceso de fabricación de las bandejas de comida ECOPET en comparación con las alternativas no reciclables, así como una disminución de un 21 % en el peso de las bandejas en relación con los productos convencionales.

El proyecto ECOPET posibilitó la fabricación de bandejas PET procedentes en su totalidad de materiales reciclados, aunque en la práctica se espera que estos representen entre un 80 y 90 % de su composición en la mayoría de pedidos. Además, el consorcio cumplió con el objetivo marcado para la tasa de fallo de precintado.

El nuevo PET reciclable supone una reducción de las emisiones de carbono asociadas al proceso productivo, una mejora general a nivel medioambiental, así como una ventaja competitiva para las empresas europeas.

Información relacionada

Palabras clave

Reciclable, plásticos, envasado alimentario, huella de carbono, bandejas de comida, ECOPET
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba