Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Defensas verdes contra el ruido

La contaminación acústica europea en exteriores excede las recomendaciones internacionales. Un estudio de la UE está empleando con éxito una combinación de métodos como barreras vegetales para reducir sustancialmente la exposición al ruido.
Defensas verdes contra el ruido
La contaminación acústica, especialmente por tráfico, se ha convertido en un grave problema en la UE, ya que la mayoría de los ciudadanos están expuestos a niveles acústicos exteriores que sobrepasan las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque el ruido en interiores se puede mitigar parcialmente, es más difícil controlar el ruido exterior, pero puede conseguirse con superficies y zonas verdes urbanas.

Para proporcionar soluciones, la UE financió el proyecto HOSANNA , en el que participaron trece socios y que duró dos años y medio, hasta abril de 2013. Los objetivos generales eran desarrollar, probar, verificar y difundir nuevos métodos de reducción del ruido, con medios naturales y artificiales. El trabajo se llevó a cabo en torno a cuatro temas: barreras de materiales naturales y reciclados, cinturones verdes, tratamiento del suelo y fachadas verdes en tejados de edificios. Asimismo, el proyecto aspiraba a modelar y probar varias combinaciones de métodos, comparar costes y beneficios, y difundir los resultados.

Los resultados indican que las barreras acústicamente absorbentes de aprox. 1 metro (m) reducen el ruido del tráfico en 8 dBA a 1,5 m y en 6 dBA a 4 m. Añadiendo barreras de carril, se puede reducir el ruido del tráfico rodado y tranvía en más de 10 dBA. Además, un cinturón de árboles de 15 m reduce los niveles de ruido en 3 dBA. Se obtuvieron reducciones similares con cubiertas verdes convencionales. Otros dispositivos, como endurecedores en suelos lisos y muros bajos paralelos, también depararon mejoras. El modelado previó que un tejado verde reduciría el ruido en un patio interior en 3 a 8 dBA.

Junto a una carretera de Lyon, Francia, se construyó una barrera vegetal baja. Se evaluó el efecto mediante mediciones y según las respuestas a cuestionarios. También se probaron otros dispositivos en otras localizaciones europeas.

Los resultados del proyecto se difundieron en un manual de diez capítulos y se han firmado acuerdos con una editorial. Se imprimió un folleto de resumen adicional de cuarenta y ocho páginas en enero de 2013, que se distribuyó en un taller del proyecto.

El proyecto HOSANNA diseñó numerosos métodos y combinaciones de métodos para el control de ruido del tráfico urbano. Su legado será una exposición menor y una salud mejorada para los europeos.

Información relacionada

Temas

Transport

Palabras clave

Ruido, exterior, contaminación acústica, barrera vegetal, zonas verdes urbanas, fachada verde, acústicamente absorbente
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba