Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

LONGLIFE — Resultado resumido

Project ID: 280741
Financiado con arreglo a: FP7-NMP
País: Francia
Dominio: Salud

Nuevos materiales para implantes dentales e intervertebrales

El óxido de circonio es el mejor material cerámico óxido en lo que se refiere a propiedades mecánicas. El desarrollo de materiales estables a base de óxido de circonio podría dar lugar a mejores implantes intervertebrales y dentales.
Nuevos materiales para implantes dentales e intervertebrales
Uno de los objetivos principales de los implantes intervertebrales es eliminar el dolor discapacitante producido por pinzamientos nerviosos o dolores articulares asociados a movimientos irregulares de las vértebras. Una estrategia prometedora para aliviar el dolor es la prótesis de discos lumbares, que permite recuperar algo de movilidad. Los materiales protésicos deben poder resistir, durante años, al desgaste, la fatiga y los impactos que tienen lugar en el cuerpo humano.

En el desarrollo de implantes bucales, es posible obtener muy buenos resultados con los materiales cerámicos del color de la pieza dental, si son resistentes y estables y se integran correctamente en la mandíbula. Las cerámicas a base de óxido de circonio son los únicos materiales que combinan la resistencia a tensiones altas con la resistencia a las fracturas, por lo que resultan la mejor opción para estos dispositivos clínicos de alto grado de exigencia.

El objetivo del proyecto LONGLIFE (Advanced multifunctional zirconia ceramics for long-lasting implants), financiado con fondos de la Unión Europea, era desarrollar nuevos implantes intervertebrales y bucales absolutamente fiables y cuya vida útil fuera de más de sesenta años. El principal desafío para estos tipos de implantes es la osteointegración, es decir, la formación de una zona de contacto directo entre el implante y el hueso sin tejidos blandos intermedios. Se realizaron modificaciones de superficies a base de zirconio con el objetivo de mejorar la integración ósea y disminuir el riesgo de adhesión bacteriana.

Los miembros del consorcio desarrollaron y patentaron una innovadora ruta de ingeniería para la síntesis de polvos y materiales compuestos multifásicos con complejidad y refinamiento de grano nunca antes alcanzados. La optimización de los procesos permitió fabricar compuestos fuertes y resistentes con un alto grado de estabilidad.

Las respuestas biológicas de los nuevos materiales y superficies se evaluaron en complejas pruebas in vitro utilizando co-cultivos con los componentes de la saliva en la cavidad oral. Los compuestos de LONGLIFE mostraron el grado más alto de integración ósea y también el grado más bajo de adhesión bacteriana.

Se revisaron cuidadosamente las especificaciones para los implantes dentales e intervertebrales y se construyeron nuevos diseños y prototipos. Se realizó un análisis de ambos implantes dentales e intervertebrales sometiéndolos a cargas complejas comparables a las de las condiciones in vivo. Los implantes fueron probados aplicando enfoques multifuncionales que combinaron desgaste, impactos y envejecimiento, en el caso de los implantes intervertebrales, y fatiga y envejecimiento en el caso de los implantes dentales.

En conclusión, el consorcio de LONGLIFE desarrolló tecnología para la síntesis y evaluación de nuevos materiales compuestos y superficies para los implantes. Los satisfactorios logros del proyecto hacen posible la creación de un «implante de por vida» y ayudarán a evitar las cirugías de revisión, que son costosas y de alto riesgo.

Información relacionada

Palabras clave

Implantes dentales, implantes en la columna vertebral, LONGLIFE, cerámica de óxido de circonio, osteointegración
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba