Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Tendencias científicas: Un parche similar a la piel para vigilar la salud

Se ha creado un dispositivo similar a la piel que el usuario puede llevar puesto todo el día con el fin de vigilar su salud en todo momento.
Tendencias científicas: Un parche similar a la piel para vigilar la salud
Se trata de un dispositivo fotónico epidérmico (similar a la piel) y ultradelgado que se coloca sobre la piel del usuario con la finalidad de vigilar su flujo sanguíneo y detectar alteraciones de la salud cardiaca. Tiene una superficie de cinco centímetros cuadrados y se compone de tres mil seiscientos microdispositivos de cristal líquido termocrómicos que cambian de color con la temperatura. La revista Science informa que este ingenio cuenta con sensores de imagen y algoritmos informáticos que «traducen» el patrón de colores en un perfil de temperatura y, seguidamente, en un informe de salud. Y añade: «Puesto que el parche puede llevarse continuamente, puede ofrecer a un paciente en riesgo una vigilancia de la salud ininterrumpida».

Este dispositivo, creado en la Northwestern University y en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, es capaz de avisar al usuario si experimenta anomalías cardiovasculares, pero también si conviene que se aplique una crema hidratante de la piel, informa Science Daily. Por su parte, Medical Daily apunta que el parche es flexible y duradero y que se puede llevar puesto a todas horas, cualidades que lo convierten en un recurso ideal para realizar una vigilancia sanitaria inalámbrica, según los investigadores responsables.

Yonggang Huang, uno de los investigadores sénior del equipo de la Northwestern University, ofreció a Science Daily más detalles sobre la labor realizada. «La mecánica del dispositivo es invisible. Es ultrafino y cómodo de llevar, como la piel, prácticamente. Es previsible que a las empresas de cosméticos les interese su capacidad de detectar la sequedad de la piel siendo tan fácil de llevar y nada intrusivo. Es toda una innovación».

Yihui Zhang, el otro autor principal del estudio y profesor ayudante de investigación en la Northwestern, añadió: «Es un dispositivo muy práctico. Si la piel se estira, comprime o pliega, el dispositivo lo hace exactamente igual».

Sus tres mil seiscientos cristales integrados proporcionan una resolución espacial submilimétrica que es comparable a la tecnología de infrarrojos que se usa en la actualidad en numerosos hospitales, si bien el nuevo dispositivo conlleva un coste inferior y mayor portabilidad, como indica Science Daily.

Se ofrecen más detalles acerca de la investigación correspondiente en el artículo «Epidermal Photonic Devices for Quantitative Imaging of Temperature and Thermal Transport Characteristics of the Skin» publicado la semana pasada en Nature Communications.

Por el momento, el parche se encuentra en fase de ensayo en el laboratorio. Medical Daily advierte que se requiere más investigación para esclarecer los pormenores de su uso; por ejemplo, determinar un modo sencillo para que el usuario pueda obtener los datos que le interesan. Science Daily indica que este estudio ha demostrado la aplicabilidad de la tecnología y su utilidad para la medicina básica, pero también recuerda la necesidad de efectuar más ensayos antes de que el dispositivo pueda ponerse en uso.

Para más información, consulte:
http://www.nature.com/ncomms/2014/140919/ncomms5938/full/ncomms5938.html

Información relacionada

Países

  • Estados Unidos
Número de registro: 121772 / Última actualización el: 2014-10-02
Categoría: Otros
Proveedor: ec