Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una prueba barata y sencilla para verificar las declaraciones de propiedades saludables del aceite de oliva

El Reglamento (UE) nº 432/2012 de la Comisión enumera una serie de requisitos para que los productores puedan publicitar legalmente que su aceite de oliva contiene polifenoles beneficiosos para la salud. Gracias al proyecto OLEUM, ya se puede emplear un método fácil para certificar el cumplimiento de este reglamento.
Una prueba barata y sencilla para verificar las declaraciones de propiedades saludables del aceite de oliva
Es un hecho contrastado que los polifenoles del aceite de oliva contribuyen a proteger los lípidos del plasma sanguíneo frente al estrés oxidativo, que es una respuesta fisiológica del organismo que puede provocar mutaciones en el ADN y conducir a la aparición de patologías como el cáncer, las enfermedades cardíacas y sanguíneas, la diabetes y los trastornos neurodegenerativos.

La normativa europea indica que los beneficios de los polifenoles comienzan a ser evidentes únicamente a partir de una ingesta diaria de veinte gramos de aceite de oliva y que solo se pueden declarar cuando esta ingesta diaria contiene al menos cinco miligramos de hidroxitirosol y sus derivados. Sin embargo, verificar el cumplimiento de este requisito no es tan fácil como parece.

«Existen técnicas cromatográficas muy sofisticadas, como la cromatografía líquida de alta resolución (HPLC) acoplada a detectores de absorbancia ultravioleta-visible o de espectrometría de masas, que son empleadas para evaluar el contenido de compuestos fenólicos en aceites de oliva virgen», explica Giuseppe Di Lecce de la Universidad de Bolonia. «Sin embargo, estos sistemas requieren herramientas analíticas muy caras y técnicos especializados».

Di Lecce, en colaboración con un equipo de investigadores de la Universidad de Bolonia y la Universidad de Vigo, diseñó un método analítico sencillo para cuantificar el contenido de compuestos fenólicos en aceites de oliva virgen extra. Los resultados de su estudio preliminar, financiado bajo los auspicios del proyecto OLEUM, son prometedores.

«Los resultados señalan que el ensayo colorimétrico sencillo y barato basado en el uso del reactivo Folin-Ciocalteu (FC) también puede emplearse de manera eficaz para verificar el cumplimiento de la declaración de propiedades saludables de los polifenoles introducida por el Reglamento de la Unión Europea», resalta Di Lecce.

El método FC es un ensayo colorimétrico bien conocido que puede realizarse en cualquier laboratorio, y los análisis realizados con un programa estadístico y centrados en el hidroxitirosol determinaron que sus resultados eran comparables a los obtenidos, tras hidrólisis, con el método HPLC-UV empleando hidroxitirosol y tirosol.

El siguiente paso de la investigación consistirá en analizar un gran número de muestras para extraer conclusiones definitivas. Sin embargo, estos resultados preliminares permiten albergar la esperanza de que los pequeños laboratorios y productores pronto podrán contar con técnicas instrumentales rápidas y novedosas para evaluar la calidad y la autenticidad de los aceites de oliva.

OLEUM es un proyecto financiado por el programa Horizonte 2020, con un presupuesto total de 5 millones de euros. Su objetivo último es garantizar la calidad y la autenticidad de los aceites de oliva a nivel mundial. Además, se prevén avances adicionales, incluyendo el desarrollo de un protocolo preciso para la determinación de compuestos fenólicos en aceites de oliva virgen acorde con la declaración de propiedades saludables del Reglamento de la Unión Europea, antes de su finalización en el año 2020.

Para más información, consulte:
Página del proyecto en CORDIS

Fuente: Basado en noticias publicadas en medios

Información relacionada

Número de registro: 126839 / Última actualización el: 2017-02-20
Categoría: Avances científicos
Proveedor: ec
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba