Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un progreso en computación cuántica, descrito como «el santo grial de la ciencia»

Una investigación nueva apoyada en parte por el proyecto financiado con fondos europeos IQIT ha creado el primer proyecto industrial de la historia enfocado hacia la construcción de un ordenador cuántico a gran escala que podría dar lugar a una revolución tecnológica totalmente nueva y emocionante.
Un progreso en computación cuántica, descrito como «el santo grial de la ciencia»
Hasta ahora, la computación cuántica solo ha alcanzado una fracción de la potencia de computación de la que es capaz en teoría, circunstancia que ha obstaculizado el camino hacia una hipotética «revolución cuántica». Sin embargo, un equipo internacional de investigadores, dirigidos por el Grupo de Tecnología Cuántica de Iones de la Universidad de Sussex (Reino Unido), anunció que han dado con una forma de superar los escollos técnicos que se interponían al desarrollo de máquinas más potentes.

El equipo, que publicó sus descubrimientos en la revista «Science Advances», se dedica ahora a la construcción de un prototipo y calculan que en un decenio se podría construir el primer ordenador cuántico totalmente operativo. El dispositivo tendría una velocidad millones de veces mayor a la de los mejores ordenadores de hoy en día y funcionaría aprovechando la capacidad para manipular efectos en sistemas y materiales confeccionados a medida, aprovechando de hecho las propiedades de la materia a escala atómica.

«La construcción de un ordenador cuántico es sin duda el “santo grial” para la ciencia —comentó el profesor Winfried Hensinger, director de la investigación—. En esta publicación se detallan los pormenores de un plan de construcción de un ordenador cuántico a gran escala».

La computación cuántica proporcionaría una capacidad de procesamiento con la que transformar la sociedad durante el siglo XXI, y permitiría desarrollar medicamentos nuevos, construir dispositivos de comunicación de un rendimiento superior y generar herramientas que ayuden a la humanidad a resolver los misterios del universo que aún quedan por aclarar. «La vida será completamente distinta —afirmó el profesor Hensinger—. Resulta extremadamente apasionante; probablemente sea una de las épocas más apasionantes en este campo».

El principal freno a la computación cuántica actual reside en la necesidad de enfocar láseres en cada átomo, y cuanto mayor es el ordenador más láseres se necesitan, lo cual aumenta las probabilidades de que se produzcan errores. El profesor Hensinger y su equipo utilizaron una técnica distinta para controlar los átomos en la que se emplea un campo de microondas y un dispositivo de trampa de iones.

«Calculamos que en dos años habremos terminado un prototipo que incorpore toda la tecnología descrita en este proyecto [publicado en Science Advances] —explicó Hensinger—. Entretanto, buscamos un socio industrial para poder construir un dispositivo a una escala tan grande como para llenar un edificio. El equipo calcula que los costes totales de construcción y ensayo del prototipo podrían ascender a 116 millones de euros.

El consorcio IQIT, en el que participa la Universidad de Sussex pero de cuya coordinación se encarga la Universidad de Siegen (Alemania), fue un proyecto de cuatro años destinado a desarrollar métodos nuevos para ampliar la escala de los dispositivos físicos cuánticos. El proyecto finalizó en marzo de 2015, pero contribuyó en gran medida al diseño del proyecto cuántico revolucionario articulado por el profesor Hensinger y su equipo.

El progreso en cuanto a la computación cuántica es una de las grandes ambiciones de la UE, y sus responsables políticos son conscientes de que los avances en este campo podrían garantizar la continuidad del liderazgo de Europa en el ámbito científico mundial. Hasta ahora, este campo científico ha recibido en total una financiación de 550 millones de euros y, tal y como muestran los últimos hallazgos, podría resultar una inversión extremadamente provechosa.

Para más información, consulte:
Sitio web del proyecto
Sitio web del Ion Quantum Technology Group

Fuente: Basado en noticias aparecidas en medios y en una nota de prensa de la Universidad de Susex

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba