Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un impulso social, cultural y científico a las relaciones Unión Europea-América Latina y Caribe

Ante el estancamiento de las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con Mercosur, las dimensiones culturales, científicas y sociales de las relaciones Unión Europea-América Latina Caribe (UE-ALC) han adquirido una importancia cada vez mayor. El proyecto EULAC Focus ha estado buscando formas de fortalecer estos vínculos.

Sociedad

En los años noventa del siglo pasado no solo se vio un retorno a la democracia en gran parte de la región de ALC, sino que esta década también estuvo marcada por los intentos de forjar una relación UE-ALC más fuerte. Décadas más tarde, las relaciones birregionales solo han progresado en áreas que inicialmente no se consideraban fundamentales. El proyecto EULAC Focus (Giving focus to the Cultural, Scientific and Social Dimension of EU – CELAC Relations) consideró que había llegado el momento de revisarlas. EULAC Focus partió de un análisis exhaustivo de la estructura institucional de estas relaciones a fin de profundizar en el conocimiento existente sobre los conceptos y las visiones que apuntalan esta cooperación. Para ello, el equipo ha estado revisando la historia de las relaciones UE-ALC desde que fueron oficializadas por primera vez en 1994. Compensar «profundidad» con «amplitud» El profesor Ramón Torrent, coordinador de EULAC Focus, explica: «Esto debería haber llevado a un ambicioso acuerdo comercial entre la UE y Mercosur, pero no salió bien. Por lo tanto, en 1999, el presidente Chirac (de Francia) y el presidente Aznar (de España) plantearon la organización de «cumbres» entre los dirigentes de las dos regiones. Tal vez la idea era que la «amplitud» (una agenda de intercambios muy amplia) compensaría la falta de «profundidad» (contenido económico), pero es evidente que esto tampoco ha funcionado. El progreso en las amplísimas dimensiones culturales, científicas y sociales no ha compensado en absoluto la ausencia de un acuerdo económico con Mercosur, que era el principal objetivo en 1994 y que todavía no se ha materializado». Por lo tanto, EULAC Focus se centra en estas tres dimensiones. Su objetivo es proporcionar una visión general de la agenda regional en estos ámbitos, examinar de manera crítica las iniciativas pasadas y presentes, identificar las lecciones aprendidas y el impacto, señalar las oportunidades para revitalizar la agenda birregional, e identificar posibles escenarios para futuras relaciones UE-ALC. Para determinar estos escenarios, el proyecto se basó en dos evaluaciones pertinentes: una emitida por la Comisión Europea en 2017 y otra emitida por el IBD-Consejo del Atlántico Norte en 2016 para los países de ALC. Estos dos informes plantearon cinco escenarios para cada región, lo que dio como resultado un total de veinticinco combinaciones potenciales biorregionales. «De esta lista, se seleccionaron cuatro escenarios birregionales por ser plausibles, estructuralmente diferentes, coherentes internamente y útiles para formular recomendaciones de políticas y tomar decisiones», explica el profesor Torrent. ¿Cuál es el futuro de las relaciones UE-ALC? Entonces, ¿cómo es el futuro de esta relación exactamente? «Si consideramos este problema desde una perspectiva puramente empírica, siendo lúcidos y observando los hechos, es muy difícil ser optimista. Tanto la UE como los países de ALC padecen graves dificultades internas y el proceso de las cumbres birregionales está paralizado en la actualidad», afirma el profesor Torrent. Con todo, esto no significa que no sea posible hacerlo mejor. El profesor Torrent cree que las dos partes quizás tendrían que ser «ambiciosamente modestas», es decir, ser conscientes de las dificultades y de la relativa escasez de medios y, al mismo tiempo, buscar un resultado ambicioso. Para ayudar a las dos regiones en este esfuerzo, el consorcio EULAC Focus se propone elaborar un plan de acción y un conjunto de recomendaciones, teniendo en cuenta al mismo tiempo la naturaleza de la UE como entidad política con competencias de atribución. «La UE no puede hacerlo todo y la mayor parte de lo que puede hacer es “mirar hacia adentro”. Esto significa que debemos cambiar nuestra forma de abordar las cuestiones y, en lugar de debatir las dimensiones culturales, científicas y sociales de las relaciones UE-ALC, deberíamos pensar —con una actitud ambiciosamente modesta— en cómo dar una dimensión UE-ALC a las políticas culturales, científicas y sociales de la UE», concluye el profesor Torrent.

Palabras clave

EULAC Focus, ALC, Mercosur, UE, cooperación, acuerdo de libre comercio, cultura, ciencia, social, cumbres birregionales

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación