Skip to main content

Artificial Intelligence based Smart Charging Assistant for Electric Light Commercial Vehicle Fleets

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un asistente inteligente de recarga para poner en marcha la comercialización de vehículos eléctricos ligeros comerciales

La limitación de la autonomía y la infraestructura de recarga dificulta la integración y la gestión de los vehículos eléctricos ligeros comerciales (eLCV, por sus siglas en inglés). A fin de superar estas barreras para la absorción por el mercado, una iniciativa ha elaborado una hoja de ruta para crear el primer asistente de recarga basado en inteligencia artificial (IA) para flotas de eLCV.

Economía digital
Tecnologías industriales

Según la Agencia Internacional de la Energía, 2018 fue otro año de récord en cuanto a ventas mundiales de vehículos eléctricos (VE) (1,98 millones de unidades). Esto llevó las existencias mundiales hasta un total de 5,12 millones. En el mismo año, las 385 000 unidades vendidas en Europa situaron al continente en el segundo puesto a nivel mundial. Desde un primer momento, el proyecto Konetik eLCV se propuso crear el primer asistente inteligente de recarga basado en aprendizaje automático. Este se basará en un algoritmo único desarrollado por la empresa coordinadora Konetik, que combina la gestión avanzada de energía y la telemática. Impulso de descubrimientos y un cambio radical El impacto previsto es un cambio radical en el mercado europeo e internacional a través de los ahorros en la recarga de eLCV y la reducción de los tiempos de parada para los clientes. Se estima que generará unos beneficios por valor de 5,1 millones de euros en 2022 y que se crearán cuarenta y dos nuevos puestos de trabajo únicamente a nivel empresarial. Antes del lanzamiento del proyecto, Konetik ya había creado un asesor automatizado de viabilidad de VE e infraestructuras de recarga para VE en aras de ayudar a las flotas a integrar VE. Durante el proyecto, el equipo de Konetik eLCV llevó a cabo un análisis de descubrimiento de productos y realizó una validación técnica y de viabilidad comercial. «Hemos confirmado que el asistente de recarga basado en IA es viable desde un punto de vista tecnológico y comercial», señala Balazs Szabo, coordinador del proyecto. La prospección de mercado y el análisis de la competencia en cuanto a electromovilidad revelaron «una competencia en vías de desarrollo en el panorama cada vez más amplio de las soluciones de electromovilidad», según se indica en el sitio web del proyecto. «Sin embargo, la combinación de datos sobre el estado de la recarga y de localización con información relativa a la recarga resulta ser todavía un ámbito menos utilizado». Además, los socios profundizaron en un modelo de negocio y una estrategia de acceso al mercado. Los resultados de la validación de viabilidad técnica y la respuesta de los gestores de flotas de LCV aportaron información para la creación de una hoja de ruta de productos mínimamente viables. Las entrevistas con los gestores de flotas y expertos en electromovilidad confirmaron la hipótesis del proyecto sobre las dificultades relativas a la gestión de la recarga y pusieron de manifiesto la necesidad que tienen los clientes de una solución holística. «El equipo ha identificado una posible necesidad del mercado actualmente sin atender para la gestión de eLCV», afirma Szabo. Amplia repercusión Al lograr que las flotas eléctricas funcionen de forma fluida, Konetik apoya de forma indirecta los objetivos de la Unión Europea para eliminar las emisiones. El coordinador continúa: «Nuestra innovación contribuye al desarrollo de una mayor movilidad sostenible, que permitirá lograr un transporte más limpio, de forma que contribuya a alcanzar la reducción del 60 % de las emisiones en el transporte en la UE en 2050». Este es el objetivo que figura en el Libro Blanco del Transporte de 2011 de la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea. En una mirada retrospectiva al trabajo y los resultados de la primera fase del proyecto de esta pyme, Szabo expresa el orgullo del equipo por haber logrado identificar y validar una posible necesidad de un nicho de mercado. «Basándonos en nuestra investigación tecnológica y del mercado, nuestro asistente de recarga basado en IA puede garantizar la continuidad empresarial de las operaciones de las flotas de eLCV», afirma. En cuanto al futuro, Konetik está avanzando en el desarrollo de productos y la planificación de la estrategia de comercialización de su asistente de recarga basado en IA. «Prevemos lanzar nuestro nuevo servicio en el mercado europeo en 2020», concluye Szabo.

Palabras clave

Konetik eLCV, LCV, transporte, AI, EV, electromovilidad, recarga inteligente, vehículo comercial ligero, flota de eLCV, vehículo eléctrico, gestión de la energía

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación