Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Repurificación de filtros con nanopartículas

La industria moderna está redoblando esfuerzos por dar con nuevos métodos de purificación del filtrado de gases. Aparte ya del elevado coste financiero incurrido, los procesos, en particular los de recuperación energética, utilizados para los residuos urbanos (RU), generan grandes cantidades de subproductos peligrosos. Un método nuevo, innovador y ecológico de aprovechamiento de los revestimientos de nanopartículas permite recortar costes e incrementar la eficacia del proceso de depuración.

Energía

Hoy en día, las fuentes de energía renovables han pasado a ser componentes inseparables de nuestra sociedad consumidora de energía. Los métodos modernos ampliamente aceptados de recuperación energética, en especial los aplicados a los RU, descansan en el principio de combustión que genera un volumen nada despreciable de subproductos potencialmente perjudiciales para el entorno. El procedimiento de rebajar las altas temperaturas de las operaciones de incineración necesarias para eliminar las partículas de emisiones gaseosas tiene un coste enorme. No sólo eso, sino que el proceso de enfriamiento produce gases ácidos, dioxinas y demás sustancias dañinas. Con lo cual, ante el crecimiento del gasto exigido por el control de la contaminación se produce el despegue de los costes de explotación de los incineradores. Definido un enfoque multidisciplinario nuevo, se buscó desarrollar métodos de filtración de gases calientes que impidieran la síntesis de dioxinas y aminoraran la nocividad de los gases. Se formularon así nuevas soluciones técnicas de eliminación de los agentes inhibidores, como cenizas volantes, a temperaturas aproximadas de 800° C. Por lo tanto, para limpiar los filtros cerámicos se barajan varios métodos cómodos y sencillos, parecidos a los de chorro de propulsión, impulso de vacío o repurificación acoplada. Los resultados de este proyecto han dado el pistoletazo de salida a la producción y gestión de revestimientos de nanopartículas para filtros cerámicos para uso en aplicaciones de filtración de gases a alta temperatura. El revestimiento de nanopartículas y membranas acaba potenciando la resistencia superficial y colocando una barrera microporosa en la superficie de los filtros que ayuda a relimpiar los filtros reduciendo la emisión de compuestos orgánicos perjudiciales. De este modo, se reducen los gastos de funcionamiento y aumentan el potencial de recuperación térmica y la generación eléctrica. La aplicación de los revestimientos de nanopartículas se materializó en dos métodos distintos: una técnica especial de nanopartículas dispersas y una técnica inédita de plasma a presión atmosférica que no sólo produce partículas, sino que además las aplica. Expertos en materiales se dedicaron a estudiar la morfología de los revestimientos así producidos utilizando un modelo para la distribución de polvo, que simula la dinámica de gases común propia de los RU. Los resultados señalan que los revestimientos aplicados mediante la técnica de plasma a presión atmosférica mejoran la relimpieza de filtrado y reducen la caída de presión durante el proceso un 57 por ciento. Además, mejorada con sulfato cálcico, la partícula es capaz de optimar el proceso de disgregación de la torta de filtros; este método es propicio a la industrialización. En el otro lado del Atlántico, se están gastando cerca de 20 millones de dólares en la construcción de centrales piloto de filtros calientes para sistemas de combustión en lecho fluidizado a presión. Con este resultado, el método europeo de procesos de filtración a alta temperatura con medios de filtros cerámicos bien podría pasar a inscribirse en la lista de mejores técnicas disponibles sin coste excesivo, en la categoría de tratamiento de gases calientes emitidos por procesos de incineración de RU y afines.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación