Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Inmunoterapias para la diabetes

La diabetes de tipo 1 (DT1) afecta a más de tres millones de personas en Europa, principalmente a jóvenes, y previsiblemente la cifra se duplicará en los próximos dos decenios. Cada vez se dispone de más indicios de que las células beta productoras de insulina y el sistema inmunitario son cómplices en el inicio y desarrollo de esta enfermedad con graves consecuencias.

Salud

La DT1 es una enfermedad autoinmunitaria en la que las células beta productoras de insulina resultan destruidas por células inmunitarias infiltradas. El trabajo del consorcio financiado por la Unión Europea NAIMIT (Novel immunotherapies for type 1 diabetes) se centró en la protección de las células beta pancreáticas y la restauración de su función normal. Además de proporcionar una información valiosa sobre el papel de las células beta en la DT1, los hallazgos del proyecto poseen relevancia clínica de cara a detener la progresión de esta enfermedad. Los investigadores participantes estudiaron la administración de moléculas naturales como la vitamina D y los glucocorticoides para modular la función de las células del sistema inmunitario y así inducir tolerancia al antígeno. Mediante la generación de células dendríticas (CD), los investigadores lograron desarrollar y producir una vacuna celular experimental. Actualmente, se están seleccionando los primeros pacientes para la fase I del ensayo clínico que evaluará la estabilidad de las CD tolerogénicas así como la seguridad y la eficacia de la intervención. Los investigadores identificaron variaciones en las rutas del metabolismo de la vitamina D que se vio que estaban implicadas en las respuestas del sistema inmunitario (linfocitos T y células dendríticas) a esta vitamina. Esto podría conducir al desarrollo de terapias individualizadas. Otro método investigado por los socios del consorcio fue el tratamiento de ratones con Lactococcus lactis (ActoBiotics) que expresa proinsulina humana e IL10. El tratamiento consiguió revertir la diabetes en más del 60 % de los ratones diabéticos nuevos cuando se combinó con dosis bajas, subterapéuticas de anticuerpos anti-CD3. Actualmente se está considerando la puesta en marcha de ensayos clínicos para evaluar esta novedosa terapia. Los investigadores llevaron a cabo análisis proteómicos y de expresión génica de células beta de islotes pancreáticos humanos expuestas a citoquinas. En este sentido, se ha identificado el papel de varios genes candidatos nuevos para la DT1 en las respuestas de células beta frente a citoquinas o infecciones víricas. Los investigadores han logrado demostrar por primera vez que genes candidatos para la DT1 pueden actuar a nivel de las células beta. Esto confiere a los genes candidatos un papel tanto en la modulación de la apoptosis de células beta como en el diálogo entre las células beta y el sistema inmunitario inducido por virus y podría conducir al desarrollo de nuevas terapias. Los pacientes están deseosos de recibir información sobre estas terapias nuevas y prometedoras. Hasta ahora, la estrategia de difusión ha resultado muy efectiva a todos los niveles. Los contenidos publicados en el sitio web del proyecto, las reuniones científicas, los vídeos y los artículos publicados en prensa se han elaborado teniendo en mente al conjunto de la sociedad. Con respecto a la divulgación en el ámbito científico, se han publicado más de cincuenta artículos en revistas con revisión por pares durante el quinto año de proyecto y se han celebrado conferencias y reuniones de trabajo de alto nivel.

Palabras clave

Inmunoterapia, diabetes de tipo 1, célula beta, insulina, vitamina D, célula dendrítica, vacuna, ActoBiotics

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación