Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un método innovador para ayudar a los médicos a combatir la resistencia a los antibióticos en pacientes

Los antibióticos representan los fármacos utilizados más incorrectamente del mundo. Se necesita una estrategia efectiva para ayudar a los médicos a tomar decisiones informadas sobre la necesidad y el tipo de tratamiento antimicrobiano necesario para cada paciente.
Un método innovador para ayudar a los médicos a combatir la resistencia a los antibióticos en pacientes
Recetar el antibiótico adecuado es uno de los pasos clave necesarios para evitar el desarrollo y la propagación de las bacterias resistentes a los antibióticos. Sin embargo, un obstáculo importante para este objetivo es el hecho de que actualmente los médicos son incapaces de distinguir de forma rápida y precisa entre una infección vírica y una bacteriana. Los pacientes que padecen una infección vírica no necesitan antibióticos, pero puede que se les receten si el médico sospecha de una infección bacteriana.

El problema con las dos infecciones presenta un dilema. Por un lado, los pacientes pueden morir si no se les recetan los antibióticos cuando los necesitan realmente. Por el otro, el uso indiscriminado de antibióticos puede dar lugar al desarrollo de resistencias antimicrobianas (lo cual reduce las opciones de tratamientos con antibióticos en el futuro) y provoca unos efectos secundarios evitables para el paciente.

El proyecto financiado con fondos europeos TAILORED-TREATMENT se propuso «desarrollar un diagnóstico rápido y preciso que ayudara a los médicos a adaptar sus prácticas de prescripción de antibióticos a cada paciente», explica el doctor John Hays, coordinador del proyecto.

Regímenes terapéuticos adaptados a las necesidades de niños y adultos

Los socios del proyecto emplearon unas técnicas moleculares de vanguardia para generar datos transcriptómicos, proteómicos, genómicos y del microbioma. Todos estos datos se recopilaron en una única base de datos diseñada con el fin de identificar nuevas interacciones que pudieran ayudar a reconocer a los pacientes con un determinado tipo de infección bacteriana o viral. El objetivo era descubrir nuevos marcadores biológicos (biomarcadores) de las infecciones y desarrollar nuevas herramientas informáticas que permitieran que los médicos adaptaran adecuada y eficazmente el tratamiento antibiótico a los pacientes.

Los científicos seleccionaron a 1 222 pacientes neerlandeses e israelíes de edades comprendidas entre menores de 12 meses a personas de edad que padecían infecciones en las vías respiratorias o septicemia para un amplio estudio clínico. Según el análisis, se detectó un uso inadecuado de los antibióticos en el 41 % de las infecciones virales.

Se desarrollaron firmas de respuesta de los hospedadores basadas en ARN y proteínas combinando informáticamente varios biomarcadores que pueden identificar distintos tipos de infecciones, a la vez que se superaron las dificultades de la diversidad de pacientes. El biomarcador de una sola proteína con mejores resultados fue el ligando inductor de apoptosis relacionado con TNF (TRAIL, por sus siglas en inglés). La firma con la mayor precisión incluía tanto proteínas inducidas por virus como por bacterias: TRAIL, proteína 10 gammainducida por interferón y proteína C reactiva.

Se utilizó espectrometría de masas (MS, por sus siglas en inglés) para identificar los biomarcadores proteicos relevantes para usarlos en la identificación de especies bacterianas, cepas y resistencia antimicrobiana. Además, se optimizaron las metodologías de MS proteómicas existentes para detectar e identificar rápidamente patógenos, así como para analizar la expresión de los genes de la resistencia antimicrobiana.

Por último, se desarrolló una nueva plataforma de secuenciación de microbiota (MYcrobiota) que facilita la aplicación de diagnósticos de microbiota desde el entorno de la investigación hasta el laboratorio de diagnóstico clínico.

«Estamos un paso más cerca del desarrollo de un diagnóstico rápido que permita que los médicos empleen tratamientos antibióticos a medida», destaca el doctor Hays. «La rápida identificación de patógenos o tipos de patógenos por diagnóstico rápido puede ayudar a evitar o incluso revertir el incremento de la incidencia de la resistencia a los antibióticos en todo el mundo».

Nuevos algoritmos para el diagnóstico de pacientes y el control de enfermedades

TAILORED-TREATMENT generó nuevos algoritmos para ayudar a diagnosticar rápidamente si un niño o adulto enfermo padece una infección bacteriana o vírica, ambas o ni ninguna. «Estos algoritmos y su aplicación en las consultas permitirá que los médicos evalúen rápidamente si un paciente necesita antibióticos o no y, por lo tanto, ayudará a reducir la prescripción excesiva de antibióticos», concluye el doctor Hays. «La aplicación eficaz de pruebas rápidas de diagnóstico ayudará a reducir los 400 000 pacientes en la Unión Europea y los dos millones de personas en los Estados Unidos que se infectan cada año con bacterias resistentes a los antibióticos».

Se ha presentado la patente de un biomarcador. Las combinaciones de biomarcadores se están comercializando actualmente como equipos de diagnóstico, de forma que pueden utilizarse en los servicios de urgencias y los hospitales.

Información relacionada

Palabras clave

TAILORED-Treatment, antibióticos, resistencia a los antibióticos, tratamiento antibiótico, bacterias resistentes a los antibióticos, prescripción de antibióticos
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba