Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Tendencias científicas: En busca de fármacos y vacunas contra el virus del Ébola

Por esta razón están en marcha distintos ensayos destinados a comprobar la efectividad de múltiples fármacos y vacunas para tratar y erradicar el Ébola.

La cantidad de casos sospechados, probables y confirmados de la enfermedad del Ébola en Liberia, Guinea y Sierra Leona supera ya los veintitrés mil y las muertes son ya más de nueve mil doscientas sin que se haya encontrado aún un tratamiento o una vacuna contra la enfermedad. Si bien la aparición de casos nuevos se ha frenado desde los ochocientos por semana desde el pico del brote hasta cien por semana hoy en día, lo cierto es que no es momento para la autocomplacencia. La búsqueda de un fármaco o una vacuna con la que tratar el virus atrae la atención de la comunidad científica y gracias a ello se han realizado progresos importantes. Tal y como se informa desde la BBC, los ensayos clínicos, que normalmente duran años o décadas, se están acelerando para completarlos en semanas y meses. Un equipo de investigadores franceses dedicados al ensayo de un nuevo fármaco contra el Ébola denominado favipiravir desveló la semana pasada que este podría mejorar la supervivencia de los pacientes en las primeras fases de la enfermedad. Su investigador principal, Denis Malvy de la Universidad de Burdeos, explicó en el Congreso sobre retrovirus e infecciones oportunistas (Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, CROI) que los ensayos aún están en marcha, por lo que la interpretación de los resultados debe realizarse con cautela. Considera que el ensayo es una «prueba de concepto» que espera sirva para la realización de futuros ensayos. Al frente de la investigación se encuentra el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (INSERM) de Francia. Science informa de que el primer ensayo de favipiravir se realizó entre mediados de diciembre y mediados de enero, periodo en el que se administró el fármaco durante diez días a sesenta y nueve adultos y adolescentes. Sus resultados se compararon con los de otros pacientes que habían recibido el tratamiento habitual en las mismas clínicas durante tres meses antes de poner en marcha dicho ensayo. Por desgracia, cerca de la mitad de los sujetos de estudio murió, una tasa de mortalidad similar a la del grupo de control. No obstante, en un análisis del subgrupo de pacientes que ingresaron con una concentración baja del virus en sangre se observó un aumento de la supervivencia. De los pacientes en los primeros estadios de la enfermedad, sólo murió el 15 %, en comparación con el 30 % de la mortalidad histórica del grupo de control. No obstante, en Science se hace hincapié en las declaraciones de Malvy en el congreso relativas a que la mejora de los índices de mortalidad podría no guardar relación con favipiravir. El fármaco Zmapp también suscitó interés durante el brote y la semana pasada se puso en marcha un ensayo clínico en Liberia. Dirigido por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID) en asociación con la administración de Liberia, en el ensayo participarán pacientes de Ébola ingresados en unidades de tratamiento y voluntarios infectados que han vuelto a los Estados Unidos o personas que se contagien de la enfermedad mediante transmisión secundaria, según Medical Xpress. Zmapp es una combinación de anticuerpos monoclonales que se unen a las «picas» en la superficie del virus del Ébola y que podrían desactivar el patógeno. Los anticuerpos se cultivan en plantas de tabaco, una técnica que impide producir la el fármaco con celeridad. También se trabaja en el desarrollo de vacunas. Según la BBC, cabe destacar tres posibles agentes inmunizadores. Uno lo produce GlaxoSmithKline (GSK) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos, otro corre a cargo de la Agencia de Salud Pública de Canadá y Merck, y el tercero corre a cargo de Johnson and Johnson en colaboración con la empresa Bavarian Nordic. Los ensayos de la vacuna de Johnson and Johnson se iniciaron en enero de 2015, mientras que en Liberia se pondrá en marcha un ensayo con treinta mil sujetos para probar en paralelo las vacunas de GSK y Merck. Los casos de Ébola parecen retroceder, pero la zona occidental de África se encuentra inmersa en la epidemia de Ébola más compleja y de mayor tamaño de la que se tiene registro. La carrera para erradicar por completo los casos actuales (cien a la semana) y garantizar que los infectados se recuperan completamente no se detiene.

Países

Canadá, Francia, Guinea, Liberia, Sierra Leona, Estados Unidos

Artículos conexos