Skip to main content

A Global Approach to Near-Earth Object Impact Threat Mitigation

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una defensa internacional contra los asteroides

Los asteroides podrían impactar contra cualquier región del planeta, por lo que sería recomendable que la mayor cantidad posible de países contribuyera a evitar la eventual colisión de un objeto de grandes dimensiones. Un proyecto financiado con fondos europeos realizó avances hacia este objetivo.

Energía

El proyecto NEOSHIELD (A global approach to near-Earth object impact threat mitigation) reunió a un grupo internacional de científicos e ingenieros para investigar métodos de defensa contra asteroides. Actualmente se conocen miles de objetos cercanos a la Tierra (NEO). Por ello los investigadores sostienen que se podrían producir colisiones peligrosas con una frecuencia de unos pocos cientos de años. No obstante, sería posible evitar que un asteroide impactase contra la Tierra. El objetivo final del proyecto NEOSHIELD fue el de generar un plan para desviar un hipotético asteroide de gran masa fuera de su órbita en dirección a la Tierra. Una manera de lograr este objetivo es que una nave espacial impacte sobre el asteroide y le transmita suficiente energía como para modificar su órbita. El equipo de NEOSHIELD evaluó métodos prometedores para desviar NEOs que podrían consistir, sencillamente, en propinarle un golpe en el punto y el momento adecuados. Ya se dispone de tecnología suficiente para crear un impactador cinético —una sonda espacial de gran tamaño que colisionase con un asteroide a una velocidad relativamente elevada y suficiente para cambiar su órbita— para objetos con diámetros inferiores a un kilómetro. Pero este método aún presenta varias lagunas que han de aclararse. Los socios de NEOSHIELD abordaron la investigación astronómica de las propiedades físicas de los NEO, experimentos de laboratorio y ejercicios de modelización para investigar la respuesta posible de un asteroide a un intento de desvío y desarrollaron las tecnologías necesarias para poner en marcha una misión de esta naturaleza. Idearon en concreto maneras de guiar la nave espacial hacia el objetivo en movimiento con el ángulo correcto y a la velocidad adecuada. La técnica más potente, pero menos atractiva, de las examinadas durante NEOSHIELD consiste en aplicar una carga explosiva para desviar o bien romper un asteroide que fuese rumbo a nuestro planeta. Pero la rotura de un gran asteroide podría resultar desastrosa si con ella la Tierra recibiera un aluvión de fragmentos aún grandes. Los responsables de NEOSHIELD propusieron varios planes de misión espacial que podrían servir de base para una propuesta a agencias espaciales nacionales e internacionales en la que se lanzase una misión para investigar o demostrar las técnicas de desvío de NEO. Los trabajos realizados en el proyecto han dado lugar a más de una veintena de publicaciones revisadas por pares en importantes revistas científicas de ámbito internacional, así como numerosas ponencias en congresos. En la página web del proyecto se ofrece toda la información al respecto.

Palabras clave

Asteroides, NEOSHIELD, objeto próximo a la Tierra, peligro de impacto, impactador cinético

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación