Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

¿Pueden las energías renovables evitar una crisis energética?

La depresión de los años 30, engendró la frase, "cuando América estornuda, el resto del mundo se constipa". Hoy, en un mundo más interconectado e interdependiente, una exigua salud económica puede expandirse con más rapidez y facilidad. Los desastres naturales, los cambios de ...

La depresión de los años 30, engendró la frase, "cuando América estornuda, el resto del mundo se constipa". Hoy, en un mundo más interconectado e interdependiente, una exigua salud económica puede expandirse con más rapidez y facilidad. Los desastres naturales, los cambios de gobierno y la creciente demanda de ciertos bienes son factores que ahora pueden afectarnos a todos. La reciente disputa entre Rusia y Ucrania es un ejemplo clásico y, aunque localizada, los efectos, específicamente en la UE, podrían ser todavía muy importantes. Rusia dejó de abastecer por un total de tres días y el suministro de Italia, Francia y Polonia se vio afectado ante la presión. El Comisario de Energía de la UE, Andris Piebalgs, confirmó el 11 de enero que la energía había "acelerado la agenda" convirtiéndose en una clara prioridad de la política de la UE y advirtió de una "grave crisis energética" dentro de los próximos 20 años siguientes a no ser que se haga algo. Los recursos de energía renovable se caracterizan por ser rápidamente sustituidos por procesos naturales. Se podría pensar que estas fuentes serán ilimitadas durante el transcurso de nuestra vida y la de nuestros descendientes más lejanos. Entre estos ejemplos están la energía del sol, el viento, la corteza terrestre, y otros recursos vivos naturales como las plantas. ¿Por qué fuentes renovables? La UE importa el 35 por ciento del gas de Rusia. Si este país decidiera cortar el suministro hoy, no seríamos capaces de cubrir esta carencia energética. Los combustibles fósiles contribuyen también enormemente a los gases de efecto invernadero. Las fuentes renovables de energía no producen por lo general emisiones o muchas menos, por lo que son una opción atractiva para cumplir los objetivos del Protocolo de Kyoto. Las estrategias europeas se centran en la diversificación de las fuentes energéticas, y está en ciernes un plan a medio plazo para realizar un conducto a través de Turquía que transporte gas del mar Caspio. Alrededor del 80 por ciento del petróleo de Europa procede del otro lado del Mediterráneo, de Oriente Medio y Argelia, siendo éste último el proveedor de un 20 por ciento del gas europeo. La política de la UE se orienta en mantener buenas relaciones con todos estos países, pero si se produce un brote de inestabilidad en estas zonas, surgiría otro problema potencial. Una fuente energética tradicional que está asegurada por el momento es el carbón, con grandes reservas dentro de la UE, y suministros "seguros" en Australia y Sudáfrica, donde las fuentes son baratas, hay en abundancia y los gobiernos son políticamente estables. Las reservas de combustibles fósiles están, sin embargo, limitadas. Estimaciones actuales prevén reservas de gas natural para unos 60 años. ¿Cuánto cuesta la energía? A largo plazo, la única energía fiable procederá de las fuentes renovables. Hoy, las tradicionales cuestan 0,04 euros por Kw. /hora. La biomasa y la energía eólica cuestan entre 0,04 y 0,08 euros, la geotérmica y la térmica solar entre 0,1 y 0,2 euros y la fotovoltaica entre 0,2 y 0,4 euros. La tecnología de las olas sigue siendo por ahora un prototipo. Si los precios del carbón, el petróleo o el gas aumentan, pasarían dos cosas: primero, que los combustibles fósiles cuya extracción no se considera rentable podría ser entonces económica y, en segundo lugar, se reduciría la diferencia de precio entre las fuentes tradicionales y las renovables. Conforme mejora la tecnología para explotar las fuentes renovables, esta brecha se hace aún más pequeña. Uso actual de las fuentes renovables En los Veinticinco, el seis por ciento de la energía es renovable o "ecológica". Cuando se analiza la electricidad por sí sola, las fuentes renovables suponen el 14 por ciento de la producción. De esta cifra, la energía hidroeléctrica de gran importancia procedente de ríos represados es con mucho el mayor contribuyente, produciendo casi el 11 por ciento de toda la electricidad de la UE. Sin embargo, el proceso de represado no puede ampliarse, y muchos se cuestionan las credenciales ecológicas de la energía hidroeléctrica, aunque esté libre de emisiones. La UE es líder mundial en energía renovable. Fomenta activamente las fuentes renovables de energía, a través por ejemplo del desarrollo y refinamiento de las tecnologías renovables con el fin de aumentar su eficacia. Los objetivos para 2010 proponen un aumento de las fuentes renovables del 14 al 21 por ciento de la producción eléctrica. Los biocombustibles son un objetivo concreto, con un porcentaje fijado de crecimiento de un uno por ciento a un seis por ciento en 2010. Actualmente se están financiando una serie de proyectos sobre energías renovables a través de los programas marco de la UE de investigación. Biomasa La biomasa se refiere al uso de la madera o residuos y productos para la combustión o cultivos energéticos destinados específicamente para ser quemados, y residuos y producción de biogas para el mismo fin. El proyecto CHRISGAS es un plan piloto basado en Suecia que produce gases ricos en hidrógeno procedentes de la biomasa de la madera que está financiado a través del VI Programa Marco y el Gobierno sueco. Se ha diseñado un sitio piloto que proporciona calor y potencia de forma combinada, y actualmente aporta 6 Mw. de electricidad y 9Mw. de calor. Los gases ricos en hidrógeno producidos a través del proyecto CHRISGAS pueden ser utilizados para múltiples fines, como las pilas de combustible y los combustibles líquidos, como el Dimetil éter (DME), el metanol y el diesel. El sitio está ahora en proceso de renovación con el fin de mejorar la eficiencia de las actividades de investigación y desarrollo. Se prevé que el proyecto esté operativo hasta 2009, y las pruebas de la planta renovada comenzarán en 2008. Los dos proyectos del VPM, CLEAN y AFFHORD, han investigado formas de minimizar la abrumadora dependencia en los combustibles fósiles del transporte. Juntos han descubierto que los combustibles biodiesel consiguen reducciones asombrosas en las emisiones, y que los combustibles altos en Dimetil éter (DME) pueden ser utilizados para propulsar los vehículos tradicionales tan sólo realizando una reconfiguración muy básica en los motores diesel. Fotovoltaica La tecnología fotovoltaica utiliza la energía del sol para producir corriente eléctrica de forma química. Esta tecnología es actualmente una prioridad para la UE. El proyecto CONMAN (Photovoltaic Concentrator Systems for Manufacture), financiado por el VPM, investigó las eficiencias en concentraciones fotovoltaicas y ha logrado con éxito reducir los costes de la producción energética y de instalación. La universidad británica de Reading, el socio líder, ha creado una empresa filial, Whitfield Solar LTD, para desarrollar y fabricar pilas. Dentro del VIPM, dos proyectos, CRYSTAL CLEAR y FULLSPECTRUM, están investigando formas de mejorar la eficiencia en la fabricación y generación. CRYSTAL CLEAR examina la disminución de costes en la fabricación de la tecnología fotovoltaica de silicio, que es muy cara sin pérdida de eficiencia. FULLSPECTRUM se orienta a abordar mejor el espectro solar para las pilas fotovoltaicas. Generación eólica La generación eólica es una de las formas más antiguas, fiables y baratas de generar electricidad renovable. Varios países han invertido ya grandes cantidades en turbinas de viento, y la tecnología ha conseguido una gran diferencia. En 1980, la media de producción energética de una sola turbina era de 50 Kw. de una aspa de 15 metros de longitud. Hoy, la producción media llega hasta los 2.000 Kw. con un aspa de 80 metros, y se han construido turbinas en el mar con una producción de hasta 5.000 Kw. por turbina. Con el sistema ANEMOS del VPM se pretende realizar predicciones climáticas a corto plazo muy precisas para maximizar la eficiencia de las turbinas de viento. Dentro del VIPM, el plan DOWNVIND se orienta a utilizar las plataformas petrolíferas que están fuera de servicio como infraestructuras para las turbinas de viento en el mar. Geotérmica La energía geotérmica es la más antigua de las fuentes de energía renovable y utiliza el calor de la corteza terrestre para calentar el agua que se utilizará después para propulsar las turbinas. La actual instalación de Soultz, en Francia, financiada inicialmente dentro del VPM, ofrece posibilidades para la energía de toda Europa. La técnica Hot Dry Rock calienta el agua fría en las fisuras naturales. La generación de electricidad requiere profundidades de hasta 5 km. para obtener las temperaturas necesarias y la planta piloto puede producir en teoría 6 Mw. de electricidad. Energía solar concentrada Esta tecnología utiliza espejos para reflejar y concentrar los rayos solares en un receptor. El calor recogido puede ser utilizado para propulsar una turbina de electricidad, impulsar reacciones químicas o simplemente para calentar y cocinar. La energía solar concentrada tiene un gran potencial en pequeñas comunidades que tienen una gran cantidad de sol, tanto en la UE y en países en desarrollo. Aunque la instalación sea cara, genera después unos pocos costes adicionales. El proyecto financiado por el VPM, PS10, en las cercanías de Sevilla utiliza una torre diseñada para producir un generador en funcionamiento de 10 Mw., que contribuye directamente a la red nacional. El plan utiliza 624 espejos, conocidos como "helióstatos", cada uno reflejando la luz solar sobre una torre de 100 metros de altura. El calor (hasta 1.000 grados centígrados) propulsa una turbina de vapor que genera electricidad. Sistemas similares al de la torre pueden ser utilizados para inducir sistemas termoquímicos, como el "cracking" del gas natural para producir hidrógeno, ejemplo de ello es el proyecto SOLHYCARB financiado por el VIPM, o para desarrollar microturbinas solares híbridas, como el plan SOLHYCO. Energía de las olas La energía de las olas tiene un enorme potencial pero hasta la fecha sólo hay disponibles modelos de prototipo. El proyecto Wave Dragon está actualmente siendo probado en la costa de Dinamarca. El Wave Dragon resultante será una enorme bestia, el prototipo a escala es una cuarta parte del real y pesa 237 toneladas, y funciona almacenando agua de las crestas de la ola en un embalse. El agua almacenada es utilizada para poner en funcionamiento las turbinas conforme vuelve el nivel del mar. El prototipo podría ser utilizado en algunos mares no mediterráneos, ya que éste no tiene olas suficientes. La pequeña potencia hidroeléctrica de las turbinas impulsadas por la corriente del río, y las presas de las mareas para explotar las enormes diferencias en las mareas también están siendo investigadas. ¿Con qué rapidez se pueden aplicar estos planes? La UE es líder mundial en energía renovable, y sus objetivos son el crecimiento y la penetración para aumentar un cien por cien cada año. En lugares como el norte de España, Dinamarca y Alemania, ya hay sitios donde entre el 15 y 20 por ciento de la producción eléctrica es totalmente renovable, principalmente a partir de la energía eólica. La UE es líder también en cuanto al uso de biodiesel. Hasta un 50 por ciento de biodiesel es común en los vehículos de transporte público dentro de la UE. Los primeros motores de Rudolf Diesel en realidad funcionaban con lo que ahora llamaríamos biodiesel, con un derivado de aceite de cacahuete. El biodiesel presenta muchas menos emisiones y una eficiencia equivalente al diesel convencional. Se probarán nuevas formas de explotación de fuentes de aceites para el biodiesel. La sustitución de los diesel fósiles por biodiesel requeriría ahora de una gran inversión en cultivos ricos en aceite. Las algas podrían ser la respuesta, pero todavía no existe producción comercial de aceite de algas. Las innovaciones del proyecto CHRISGAS han conducido la tecnología de biomasa a la cúspide de la disponibilidad comercial, y lo mismo se aplica a los proyectos geotérmicos como se detalla anteriormente. Para muchas de las restantes tecnologías, hay que realizar algunos trabajos antes de que se puedan adoptar y disponer de modelos comerciales realistas. También está limitado el lugar dónde se pueden utilizar las tecnologías, por ejemplo, las fuentes que necesitan del sol serán mucho más útiles en Europa del sur, donde hay más sol, y la energía de las olas tendrá mucha más utilización en los alrededores de las costas del Atlántico y el mar del Norte. Sin embargo, como las mejoras en estas tecnologías aumentan constantemente, los costes asociados también disminuyen, haciendo aún más cercanas estas tecnologías. ¿Cómo aumentar el consumo ecológico? Los miembros de la UE fomentan activamente el consumo ecológico mediante una serie de subsidios a la energía ecológica, aunque no hay todavía un plan de energía integrado de la UE. La financiación de fuentes renovables de energía plantea la existencia de un talón de Aquiles, ya que las fuentes de energía renovable sólo son posibles gracias a que están fuertemente subvencionadas bien por el gobierno nacional o por la UE. Sin embargo, la investigación de la Agencia Europea de Medio Ambiente en 2004, sugiere lo contrario, de hecho los mayores receptores de subsidios son las industrias de combustibles fósiles. Otra forma más de fomentar el consumo de energía renovable es revisando el modelo de entrega electricidad. Actualmente, los grandes productores canalizan la electricidad a centrales, después a subestaciones, luego a otros centros y finalmente a los hogares. Este modelo representa un problema, ya que dificulta en gran medida la integración a la red de los pequeños productores. Se está investigando también la forma de superar esto. Conclusiones La industria nuclear ha estado aumentado su credenciales ecológicas en los últimos años, pero se plantean serias cuestiones sobre la seguridad en general de algunos de los modelos de reactor, y sobre cómo eliminar de forma segura los residuos radioactivos. Si los suministros de gas se agotaran de repente, entonces Europa y el resto del mundo estarían realmente ante un problema inmediato. Sin embargo, si asumimos que han sido calculadas con precisión las reservas de gas natural, entonces hay tiempo suficiente para perfeccionar las fuentes renovables conforme el suministro de gas disminuye. También está la cuestión del consumo energético, hoy, cuanto más consumimos menos combustible nos queda. En este momento son fundamentales unos usos más eficientes de los recursos disponibles de energía. Si logramos reducir nuestro consumo energético, tendremos mayor capacidad para adaptarnos con mayor rapidez a las restricciones energéticas del futuro, y esto es algo a lo que todos podemos contribuir ya.

Artículos conexos