Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Científicos de los Países Bajos desvelan la estructura tridimensional de los coronavirus

Gracias a un estudio financiado con fondos comunitarios llevado a cabo por científicos de los Países Bajos, se ha descubierto la estructura tridimensional de los coronavirus, patógenos implicados en el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y en el resfriado común. Los descu...

Gracias a un estudio financiado con fondos comunitarios llevado a cabo por científicos de los Países Bajos, se ha descubierto la estructura tridimensional de los coronavirus, patógenos implicados en el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y en el resfriado común. Los descubrimientos, que se deben a una técnica de imagen denominada tomografía crioelectrónica, proporcionan datos nuevos y valiosos sobre la naturaleza de este género de virus imposibles de obtener hasta ahora por métodos tradicionales de imagen bidimensional. La investigación, publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), se financió mediante una beca intraeuropea Marie Curie de la UE. Los coronavirus (CoV) están implicados en la inflamación del tracto gastrointestinal y las vías respiratorias superiores de aves y otros animales. Se cree que son la causa de distintos tipos de resfriados en humanos, se ha difundido ampliamente que constituyen un factor del SARS y también son responsables de una serie de enfermedades en animales de granja. Comprender la estructura del virus resulta clave para descubrir formas de tratamiento contra estos tipos de infección. En este estudio, un grupo de científicos ha examinado el virus de la hepatitis del ratón (MHV), un virus sobre el que existe una amplia bibliografía y que está considerado como un CoV «prototipo». La elección del MHV para su estudio fue importante, puesto que se producen variaciones en la forma y el tamaño de muchos CoV durante los distintos estados de su ciclo de vida. Por el contrario, la forma y el tamaño de las partículas del MHV permanecen constantes. Los científicos emplearon tomografía crioelectrónica procediendo a fijar las partículas mediante congelación por inmersión. Esto les permitió examinar in situ diversas secciones de cada virus (144 muestras en total) y reconstruir imágenes tridimensionales de los viriones que no habían resultado dañados por la radiación ni por los efectos de la tinción. Uno de los descubrimientos principales del estudio consistió en que las envolturas que rodean las partículas del MHV eran extraordinariamente gruesas; casi doblaban el tamaño de una membrana biológica típica. También, los contenidos de las partículas del MHV se encuentran extremadamente compactados. Estos y otros factores hacían que el examen del interior de los CoV fuera muy complicado en el pasado. Estudios anteriores observaron los contenidos que habían sido expulsados del interior, los cuales podrían haber sido reorganizados en el proceso. Los científicos determinaron que la forma característica del MHV es esférica, con una cantidad limitada de «puntas» (que posibilitan la infección). Está cubierto de estrías que se atribuyen a la acción de la proteína M, la cual desempeña una función en la definición de la forma de un virus. Curiosamente, descubrieron que la gruesa envoltura del MHV posee una capa adicional junto a la doble capa lipídica compuesta por un núcleo de proteína plegada de forma intensiva en lugar del esperado núcleo con cápside. También observaron varios «puntos de interacción» importantes para la estructura del MHV. «En realidad, el interior del MHV tal y como se ha demostrado en este estudio muestra una interesante analogía con los viriones de la gripe A», según se lee en el estudio. «Aún así, estos virus son diferentes en muchos aspectos.» El interior del MHV posee una estructura flexible muy enroscada doblada sobre sí misma, concluyen, lo que la hace imposible de reconocer mediante técnicas de imagen bidimensionales. Los autores confían en que descifrar la estructura del MHV permitirá modelizar mejor el genoma vírico, lo que provocará una mejor comprensión de todos los coronavirus.

Países

Países Bajos

Artículos conexos