Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un estudio encuentra diferencias regionales en la evaluación del riesgo de gripe porcina

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto diferencias regionales importantes en la reacción individual de la gente ante la amenaza de la gripe porcina. El estudio, publicado en la revista de acceso abierto BMC Infectious Diseases, descubrió que sólo el 26% estab...

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto diferencias regionales importantes en la reacción individual de la gente ante la amenaza de la gripe porcina. El estudio, publicado en la revista de acceso abierto BMC Infectious Diseases, descubrió que sólo el 26% estaba «muy preocupado» ante la posibilidad de contagiarse de la gripe porcina. Curiosamente, sólo el 5% de los encuestados europeos admitió sentir este grado de miedo, mientras que entre los malasios el porcentaje fue del 42%. Las conclusiones se basan en las respuestas de 328 personas de Europa y Malasia que contestaron a un cuestionario, en papel o en Internet, disponible durante un periodo de seis días tras elevar la Organización Mundial de la Salud (OMS) la alerta de pandemia a nivel cinco. Las respuestas europeas procedieron sobre todo de Portugal y Reino Unido. El cuestionario se centró en cambios en el uso de los medios de transporte, adquisición de productos para prepararse ante una pandemia, indicadores de ansiedad, estimación de tasas de mortalidad para la gripe estacional, efectividad de las vacunaciones contra la fiebre estacional y cambios en el consumo de carne de porcino. Varias de las respuestas mostraron que los encuestados malasios eran más propensos a cambiar sus hábitos que los europeos ante la amenaza de gripe porcina. Por ejemplo, el 48% de los malasios indicó haber reducido el empleo del transporte público para evitar exponerse al virus. En cambio, sólo el 22% de los europeos había adoptado medidas similares. Al cierre de la encuesta (que comenzó el 30 de abril y concluyó el 6 de mayo de 2006), se habían confirmado 27 casos de gripe porcina en Europa y ninguno en Asia. No obstante, «los malasios se mostraban particularmente intranquilos ante la pandemia, pese a la inexistencia de casos de esta gripe en Malasia durante el periodo que duró la investigación, lo que probablemente es consecuencia de la reciente alarma por gripe aviar producida en este país», se puede leer en el artículo. Además, los investigadores descubrieron que los europeos infravaloraban las tasas de mortalidad de la gripe estacional. El 64% creía que por esta causa morían menos de 100.000 personas al año en todo el mundo, cuando la cifra de muertes verdadera se encuentra entre 250.000 y 500.000. De los europeos que contestaron, el 26% también pensaba equivocadamente que la vacuna contra la gripe estacional inmuniza también contra la gripe porcina. «A pesar de las importantes campañas mediáticas y gubernamentales realizadas en Europa, existe una patente necesidad de informar mejor sobre los síntomas y la inmunización», comentó el autor principal del estudio, el Dr. Robin Goodwin de la Universidad Brunel de Uxbridge (Reino Unido). Al pedirles que indicaran grupos que tuvieran especial riesgo de contagio, los encuestados se refirieron a personas que padecieran algún problema de salud inmunológico (87%), criadores de cerdos (70%), los más mayores (57%), prostitutas o gente con una intensa vida sexual (53%) y personas sin hogar (53%). Concretamente, los europeos consideraban que el riesgo era más elevado para los más mayores y aquellos con un sistema inmunológico debilitado, mientras que los malasios asignaban un mayor riesgo a los ganaderos del sector porcino, granjeros en general, homosexuales y prostitutas. «Ciertos grupos marginales pueden ser víctimas de discriminación durante los periodos de pandemia», advirtió el Dr. Goodwin. «Las autoridades políticas y sanitarias deben evitar el fomento de los estereotipos y prejuicios hacia dichos grupos.»

Países

Malasia, Portugal, Reino Unido

Artículos conexos