Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

PHASORS mejora las redes de comunicación óptica

Gracias a financiación comunitaria, investigadores de la Universidad de Southampton (Reino Unido) han desarrollado un nuevo sistema de transmisión de datos que podría mejorar ostensiblemente la capacidad de transmisión y la eficiencia energética de las redes de comunicación óp...

Gracias a financiación comunitaria, investigadores de la Universidad de Southampton (Reino Unido) han desarrollado un nuevo sistema de transmisión de datos que podría mejorar ostensiblemente la capacidad de transmisión y la eficiencia energética de las redes de comunicación óptica de todo el mundo. El proyecto PHASORS («Sistemas de amplificador sensible a la fase y regeneradores ópticos y sus aplicaciones») recibió casi 3 millones de euros a través del tema «Tecnologías de la información y la comunicación» (TIC) del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea. En la revista Nature Photonics se ha publicado un artículo al respecto. La transmisión de datos a través de redes ópticas se encuentra limitada actualmente por el llamado «ruido de fase», causado por los amplificadores ópticos, y la diafonía que provoca la interacción entre la señal y las muchas otras señales que circulan por la red al mismo tiempo. El ruido de fase son fluctuaciones rápidas, breves y aleatorias en la fase de una señal que afectan a la calidad de la información transmitida y motivan errores en la transmisión de datos. Por su parte, la diafonía se refiere al efecto que ejerce una señal sobre otra de manera no intencionada. Los socios de PHASORS, coordinados por el Centro de Investigación Optoelectrónica (ORC) de la Universidad de Southampton, han logrado un destacado avance de cara a eliminar estos tipos de interferencias. Normalmente los datos ópticos se transmiten como una secuencia de bits codificados en la amplitud del haz de luz, un sistema sencillo y práctico pero que no es eficiente por lo que se refiere a su aprovechamiento del ancho de banda. Hasta hace poco esto no suponía ningún problema dada la enorme capacidad de transporte de información que poseía una fibra óptica. Pero el constante crecimiento de Internet y, en especial, la irrupción de aplicaciones de vídeo como YouTube que ocupan un gran ancho de banda, han ido agudizando la necesidad de disponer de formatos más eficientes para la señalización de datos, concretamente sistemas que codifiquen los datos en la fase y no en la amplitud de un haz óptico. El consorcio del proyecto ha desarrollado el primer amplificador práctico sensible a la fase y el primer regenerador de fase para señales binarias de alta velocidad codificadas en la fase. A diferencia de otros desarrollados anteriormente, este dispositivo elimina el ruido de fase directamente, sin necesidad de conversión a una señal electrónica, lo cual inevitablemente limitaría las velocidades factibles. Así, al recibir una señal de datos con ruido, aumenta su calidad mitigando el ruido de fase acumulado y, al mismo tiempo, el ruido de amplitud que pudiera transportar. «Este logro supone un primer avance importante hacia la introducción en la práctica del procesado de señales totalmente ópticas codificadas en la fase, que ya se están empleando en el mercado por su capacidad transmisora de datos, mayor que la de los métodos convencionales de codificación en la amplitud», explicó el coordinador de PHASORS, el profesor David Richardson del ORC. «Nuestro regenerador es capaz de eliminar ruido de las señales de datos entrantes y esperamos que permita la creación de sistemas dotados de mayor capacidad y longitud física. Para alcanzar este logro, que figuraba entre los objetivos fundamentales de PHASORS, todos los socios del consorcio han tenido que conseguir avances destacados en las tecnologías de láser semiconductor y fibra óptica.» En cuanto a la repercusión de este dispositivo, el profesor Richardson afirmó: «Creemos que este dispositivo y la tecnología de componentes asociada darán lugar a un número considerable de aplicaciones en diversos campos, aparte de en las telecomunicaciones, por ejemplo en la detección óptica, la metrología y en diversos mecanismos básicos de ensayo y medición de varias disciplinas de la ciencia y la ingeniería.» PHASORS dio comienzo en 2008 y concluirá a finales de 2011. Cuenta con contribuciones destacadas de centros científicos de diversos puntos de la UE, concretamente el ORC, la Universidad Tecnológica Chalmers (Suecia), el Instituto Nacional Tyndall del University College de Cork (Irlanda) y la Universidad Nacional Kapodistrias de Atenas (Grecia). También aportan sus conocimientos científicos industriales Onefive (Suiza), Eblana Photonics (Irlanda) y OFS (Dinamarca), especializada en fibra óptica.

Artículos conexos