Skip to main content
European Commission logo print header

Article Category

Contenido archivado el 2023-03-07

Article available in the following languages:

Luz verde a tres nuevas infraestructuras de investigación energética

Tres nuevas infraestructuras de investigación energética europeas han recibido el visto bueno por parte de los ministros de investigación europeos y por la Comisión Europea. El anuncio se hizo público en la conferencia Infraestructuras para la Investigación Energética (ENERI 2...

Tres nuevas infraestructuras de investigación energética europeas han recibido el visto bueno por parte de los ministros de investigación europeos y por la Comisión Europea. El anuncio se hizo público en la conferencia Infraestructuras para la Investigación Energética (ENERI 2010) de Bruselas, Bélgica, celebrada los pasados 29 y 30 de noviembre. Las nuevas infraestructuras son una instalación de investigación eólica de Dinamarca, una planta de energía solar concentrada (CSP) de España y un reactor de investigación nuclear de Bélgica. Las tres figuran en la hoja de ruta actualizada del ESFRI (Foro de Estrategia Europea de Infraestructuras de Investigación), cuya publicación está prevista antes que termine el año. Con la iniciativa «Unión por la innovación» lanzada recientemente, la UE se ha fijado el objetivo de comenzar el 60% de las infraestructuras de investigación identificadas por el ESFRI antes de 2015. El proyecto WINDSCANNER consiste en un sistema que puede producir mapas detallados de las condiciones del viento en un parque eólico de varios kilómetros cuadrados. El proyecto, liderado por el Laboratorio Nacional para la Energía Sostenible de la Universidad Técnica de Dinamarca (Risø DTU), emplea dispositivos basados en láseres denominados lidar (Light Detection and Ranging). Los lidar envían haces de luz al aire que, cuando chocan contra partículas, se reflejan y vuelven al lidar. Dichos haces reflejados pueden proporcionar información sobre las condiciones del viento. Cada escáner eólico consta de tres sistemas de lidar que funcionan coordinadamente para producir un mapa tridimensional de las condiciones del viento. La información proporcionada por WINDSCANNER permitirá a los fabricantes de turbinas eólicas ajustar el tamaño de las turbinas usadas en las instalaciones a las condiciones locales del viento para poder explotar con mayor eficiencia la energía eólica. Se podría desplegar una unidad móvil para diagnosticar los problemas de los parques eólicos existentes que sufran continuamente anomalías técnicas. Por último, el sistema también podría detectar turbulencias y gradientes del viento a lo largo de las pistas de aeropuertos para aumentar la seguridad de los vuelos y especialmente de los aterrizajes. Se calcula que el proyecto WINDSCANNER costará hasta 60 millones de euros y que sus instalaciones entrarán en servicio en 2013. «Estamos encantados con que la instalación de pruebas danesa se incluya entre las futuras infraestructuras conjuntas de investigación europeas; de este modo nuestros conocimientos y experiencia podrán transmitirse a otros países de la UE», afirmó Henrik Bindslev, director de la Risø DTU. «También confiamos que el proceso servirá para reforzar nuestras propias competencias de investigación sobre la energía eólica a medida que incrementemos la comunicación con otros investigadores y empresas de energía eólica.» El proyecto EU-SOLARIS se ubica en el otro extremo de Europa, en el Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (CTAER) de Tabernas, Almería (España). Las instalaciones disfrutan de una insolación de 1.900 kWh/m2 (kilovatios hora por metro cuadrado) y son perfectas para un proyecto de infraestructura diseñado para lograr un salto cualitativo en la tecnología CSP. El coste de EU-SOLARIS es de alrededor de 80 millones de euros. En la CSP, los reflectores concentran los rayos del sol en un receptor, donde la energía térmica se convierte en electricidad. «Los adelantos científicos y tecnológicos requieren una demostración experimental previa de la idoneidad, durabilidad, repetibilidad, eficiencia y competitividad del concepto, dado que están previstos para aplicarse a gran escala», explica una ficha descriptiva publicada por el CTAER. «La instalación EU-SOLARIS colmará la laguna existente entre la teoría o la prueba a escala de laboratorio y una planta de demostración de tamaño casi comercial.» Por último, el proyecto MYRRHA, situado en el municipio belga de Mol, consiste en una infraestructura de investigación de fisión nuclear. MYRRHA permitirá a los investigadores buscar nuevas técnicas más rápidas y seguras de tratar los desechos radiactivos. Esta infraestructura también se usará para probar la viabilidad de una nueva generación de centrales nucleares. El coste de construcción de MYRRHA asciende a 960 millones EUR y se prevé que el diseño de la ingeniería de las instalaciones estará listo en 2014. «La creación de una infraestructura de investigación de altura mundial en Europa, reuniendo recursos a escala de la UE, constituye un objetivo importante de la Unión por la innovación. Estas instalaciones facilitarán una investigación e innovación originales y, en última instancia, podrían contribuir a garantizar el futuro abastecimiento energético de la UE», ha declarado la Comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn. «Necesitamos acercar la investigación, la tecnología, la industria y las aplicaciones en el mercado y eso es lo que persigue el Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética.»

Países

Bélgica, Dinamarca, España

Artículos conexos