Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La gestión de incendios forestales, un arte al rojo vivo

Árboles en llamas, huidas frenéticas, una espesa nube de humo que oculta el cielo... un incendio forestal descontrolado ofrece una visión aterradora. Y curiosamente, la evitación sistemática de los incendios forestales puede no hacer más que agravar el riesgo de que más adelan...

Árboles en llamas, huidas frenéticas, una espesa nube de humo que oculta el cielo... un incendio forestal descontrolado ofrece una visión aterradora. Y curiosamente, la evitación sistemática de los incendios forestales puede no hacer más que agravar el riesgo de que más adelante se produzcan incendios de mayor envergadura y más difíciles de controlar. Un equipo de investigadores financiados con fondos de la Unión Europea ha elaborado un método integrado de gestión de incendios en el que destaca el principio de combatir el fuego con fuego. Al proyecto FIRE PARADOX («Método innovador de gestión integrada de incendios forestales para regular este problema mediante un uso inteligente del fuego: resolver la paradoja del fuego») se adjudicaron más de 12,6 millones de euros por medio del área temática «Desarrollo sostenible, cambio planetario y ecosistemas» del Sexto Programa Marco (6PM) de la UE. El Cemagref (Francia), uno de los socios de FIRE PARADOX, informa en un comunicado: «En los bosques europeos son frecuentes los incendios, cuyas consecuencias medioambientales, económicas y sociales suelen ser catastróficas. La reacción más común ha sido combatir los incendios a toda costa puesto que la prioridad ha sido detener sus impactos negativos. Pero actualmente es preciso adoptar un nuevo método de gestión territorial y de prevención y lucha contra el fuego que permita atenuar de forma sostenible la intensidad y gravedad de los incendios en Europa.» Para explicar el nombre del proyecto, el Cemagref recuerda el dicho finlandés «El fuego es un mal amo, pero un buen sirviente», que según sus responsables resume la relación paradójica del ser humano con el fuego. La paradoja radica en que al detener los incendios forestales a toda costa, los daños potenciales del próximo incendio se agravan con el tiempo, puesto que la acumulación de biomasa vegetal supone un incremento de combustible que puede provocar y alimentar incendios», añaden desde este instituto público francés de investigación especializado en temas de medio ambiente. El método de combatir el fuego con el fuego implica quemas prescritas, lo que consiste en provocar incendios según un plan riguroso con el fin de reducir la biomasa vegetal, bien como medida preventiva, bien como táctica para frenar un incendio. Técnicas similares se vienen utilizando a lo largo de la historia y en la actualidad se sabe que ayudan a reducir la cantidad total de dióxido de carbono (CO2) generado por los incendios forestales, pero exigen un conocimiento profundo de la forma en que se desarrollan y extienden los incendios. Se trata, pues, de «aprender a vivir con el fuego». Los socios de FIRE PARADOX han generado una gran cantidad de contenidos basándose en el saber de especialistas, conocimientos nuevos y métodos innovadores. Parte de este trabajo se centró en las causas y las dinámicas del fuego, mientras que otras tareas se dedicaron a análisis de riesgos y métodos de gestión. Los hallazgos realizados por el equipo del proyecto han permitido desarrollar un conjunto de herramientas y aplicaciones diseñado de forma específica para los profesionales de la silvicultura y antiincendios, así como para autoridades territoriales. Algunos ejemplos de estas aplicaciones son un simulador informático de incendios a gran escala en Europa y concretamente en todo el arco mediterráneo, un método de evaluación y cartografiado de riesgos, y una serie de publicaciones. Refiriéndose a una de sus aportaciones a este proyecto, el instituto francés mencionado informa: «Los científicos del Cemagref han descrito los mecanismos biológicos que determinan la inflamabilidad y combustibilidad de árboles y plantas. Esta información se emplea para desarrollar métodos con los que describir en profundidad las distintas especies de plantas (matorrales o árboles, con o sin ramas, agujas u hojas, etc.) y para clasificar rodales según su grado de inflamabilidad y combustibilidad.» Esta investigación se llevó a cabo en cooperación con otros dos socios franceses: el Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRA) y la Agence MTDA Sarl. Esta contribución permitió el desarrollo del simulador, que analiza información diversa sobre factores tales como topografía, vientos y combustibilidad de los rodales para predecir la dirección en la que es más probable que se extienda un incendio. El método de evaluación de riesgos se centra en las llamadas zonas de contacto (interface zones) -entre territorios ocupados por urbanizaciones o infraestructuras y parajes naturales- en las que la actividad humana puede plantear una amenaza de incendio. El riesgo asignado a estas zonas viene determinado por diversos factores, como las características de las edificaciones y el tipo exacto y la densidad de la vegetación. Esta aplicación combina el análisis espacial y las imágenes satelitales con datos sobre incendios anteriores y, de esta manera, proporciona indicadores de riesgo correspondientes a estas zonas de contacto. Entre las publicaciones surgidas de este proyecto hay un manual que recoge prácticas seguras para la realización de quemas controladas y una guía de cartografiado de zonas de contacto en la región mediterránea. En FIRE PARADOX han participado 36 socios de Argentina, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Marruecos, Polonia, Portugal, Eslovenia, España, Túnez, Federación de Rusia, Sudáfrica, Suiza y Reino Unido. Para más información, consulte: Cemagref: http://www.cemagref.fr Ficha informativa de FIRE PARADOX en CORDIS, pulse: aquí Página web de FIRE PARADOX: http://www.fireparadox.org/index.php Para descargar la guía elaborada por el proyecto, pulse: aquí

Países

Argentina, Bélgica, Suiza, Alemania, Grecia, España, Finlandia, Francia, Italia, Marruecos, Polonia, Portugal, Rusia, Eslovenia, Somalia, Túnez, Reino Unido