Skip to main content

Direct and indirect biorefinery technologies for conversion of organic side-streams into multiple marketable products

Article Category

Article available in the folowing languages:

Uso de insectos para convertir vegetales, piensos y estiércol en productos comercializables

¿Sería posible emplear insectos para lograr una producción rentable de proteínas, lípidos y recursos similares útiles generados a partir de flujos secundarios orgánicos poco aprovechados? Una iniciativa de la UE exploró procesos y métodos innovadores para introducir nuevos productos y compuestos.

Tecnologías industriales

El proyecto financiado con fondos europeos InDIRECT desarrolló métodos de biorrefinería en cascada indirecta para convertir en productos útiles y comerciales varios flujos secundarios de sectores distintos. Los flujos secundarios incluyen biomasa orgánica y vegetal de los sectores agrícola, de procesamiento y minorista. Los ejemplos son hierba, hojas verdes, frutas, verduras y tortas de prensado. «Nos dedicamos en gran medida a la biorrefinería de flujos secundarios infrautilizados para aprovecharlos como ingredientes de piensos para la cría de insectos e investigamos si los productos derivados de insectos tienen potencial como productos comercializables», informa la coordinadora Leen Bastiaens. InDIRECT recibió financiación de la Empresa Común para las Bioindustrias, una asociación público-privada entre la UE y el sector privado.

Nueva cadena de valor para convertir la biomasa en productos valiosos

Los investigadores emplearon un modelo de biorrefinería en tres pasos para convertir las diferentes materias primas de los flujos laterales en biomasa homogénea. Utilizaron la especie de mosca «Hermetia illucens» y la especie de escarabajo «Alphitobius diaperinus» para esta conversión. El equipo de investigación aprovechó la propia biomasa de los insectos. Las actividades requirieron la producción de más de una tonelada de insectos. La biomasa de insectos resultante se procesó en extractos crudos, que luego se purificaron y se convirtieron en nuevos productos y compuestos, como proteínas y oligopéptidos, lípidos, quitina, quitosano y derivados, compost con baja concentración de nitrógeno y compuestos menores. «Estos productos tendrán un valor considerablemente mayor que las aplicaciones actuales de la biomasa —señala Bastiaens—. En la actualidad, los flujos secundarios agroindustriales y alimentarios se utilizan a menudo como pienso o fuente de bioenergía». Se pueden reciclar compuestos valiosos de esta biomasa a través de diferentes métodos de biorrefinería. Los socios del proyecto compararon métodos directos e indirectos. «Un método directo resulta difícil de escalar en el caso de flujos secundarios pequeños de biomasa porque la disponibilidad de la biomasa es estacional y la producción no se mantiene a lo largo del año —explica Bastiaens—. Por otro lado, es un método que puede dar lugar a una amplia gama de compuestos potencialmente de alto valor cuando se aplica en cascada, a saber, proteínas, carbohidratos, fibras y varios compuestos menores como los carotenoides y los polifenoles».

Biorrefinería para transformar insectos alimentados con desechos en proteínas

La biorrefinería indirecta convierte los flujos secundarios en extractos crudos mediante un proceso bifase: conversión de biomasa por insectos y posterior biorrefinería de la biomasa de insectos. «El método indirecto podría permitir una producción relativamente estable durante todo el año de quitina, proteínas, lípidos y compost con baja concentración de nitrógeno —agrega Bastiaens—. Las fracciones crudas como proteínas, lípidos, quitosano, carbohidratos y compuestos menores obtenidos a través de ambos métodos han de purificarse y procesarse para obtener productos viables para sectores como los dedicados a los piensos, la química y los alimentos». La optimización de los procesos de biorrefinería aumentará la eficacia de la conversión (producto por tonelada de biomasa empleada) con respecto a sus capacidades actuales y aumentará al máximo el valor de las materias primas (euros por tonelada de biomasa empleada). Un documento de síntesis presenta los hallazgos del proyecto, su potencial y los desafíos a superar. Los resultados del proyecto también incluyen diecinueve recomendaciones para las partes interesadas a lo largo de toda la cadena de valor de los insectos. Además, un informe resume el marco jurídico y los escollos derivados del uso de productos extraídos de insectos. «InDIRECT aumentó enormemente la visibilidad de las cadenas de valor basadas en insectos y contribuyó a reducir los obstáculos a su implementación en Europa —concluye Bastiaens—. Esta nueva cadena de valor aún no es económicamente viable debido a limitaciones jurídicas y técnicas. Sin embargo, se identificaron posibles soluciones, incluido el trabajo en aplicaciones de alto valor, como productos químicos, tejidos y cosméticos, y la valorización de toda la biomasa generada, como los excrementos y exoesqueletos».

Palabras clave

INDIRECTO , biomasa, insecto, flujo secundario, compuesto, biorrefinería, alimentación, cadena de valor

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación