Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Cómo causa la COVID-19 daños en los pulmones

Con el apoyo de la UE, un equipo de investigadores ha comparado los pulmones de víctimas de coronavirus y de pacientes fallecidos por una insuficiencia respiratoria asociada a la gripe.

Salud

El síndrome respiratorio agudo grave desencadenado por la infección del coronavirus de tipo 2 (SARS-CoV-2), responsable de la COVID-19, puede provocar daños ingentes en el tracto respiratorio y una insuficiencia pulmonar letal. Pero ¿por qué afecta el coronavirus a los pulmones de forma tan contundente? Con el apoyo parcial del proyecto XHaLe, financiado con fondos europeos, un equipo de investigadores se propuso ayudar a responder a esta pregunta y ha logrado nuevos conocimientos sobre los efectos del SARS-CoV-2 en los pulmones. Los investigadores se centraron en las diferencias entre el daño pulmonar causado por un virus de la gripe y el SARS-CoV-2. Sus hallazgos se han publicado en «The New England Journal of Medicine». Los investigadores examinaron muestras de tejido de pacientes fallecidos a causa de la COVID-19 y las compararon con las obtenidas «de pacientes fallecidos debido al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) derivado de la infección por el virus de la gripe A (H1N1)», como se señala en el artículo de la revista. Para resumir los resultados del estudio, Danny Jonigk, médico catedrático de la Facultad de Medicina de Hanóver, entidad anfitriona del proyecto XHaLe, declara lo siguiente en una noticia publicada en el sitio web del Consejo Europeo de Investigación: «En primer lugar, pudimos confirmar el daño ya conocido en los pulmones, que se produce al inflamarse las paredes de los alvéolos. Este fenómeno dificulta la entrada de oxígeno en la sangre. En segundo lugar, encontramos un ingente número de coágulos en todas las secciones de los vasos sanguíneos, especialmente en los vasos pulmonares más finos, lo cual intensifica aún más la falta de aliento en los pacientes infectados por el coronavirus; en los pacientes con gripe sucede algo similar, si bien menos grave».

Una patobiología pulmonar distintiva

Otra observación del equipo hace referencia a una característica del coronavirus «que normalmente solo observan los médicos que analizan tumores o enfermedades autoinmunitaria», según Jonigk, quien añade que la COVID-19 «parece provocar un tipo especial de vascularización en los pulmones, una formación anormal de vasos sanguíneos». Este proceso es lo que «distingue fundamentalmente a la COVID-19 de las infecciones pulmonares graves causadas por los virus de la gripe», afirma. En el artículo de la revista, los investigadores hacen también hincapié en que su muestra era pequeña, ya que comprendía siete pulmones de pacientes fallecidos por COVID-19, otros siete de pacientes fallecidos por SDRA derivado de la gripe A (H1N1) y «diez pulmones de control no infectados procedentes de personas de una edad equivalente». Como conclusión, explican: «En nuestra pequeña serie de casos, la angiogénesis vascular permitía diferenciar la patobiología pulmonar de la COVID-19 de las infecciones por virus de la gripe igualmente graves». Señalan que es necesario seguir investigando para comprender plenamente los mecanismos subyacentes a los cambios vasculares en víctimas de COVID-19. «Se necesita trabajo adicional para relacionar nuestros hallazgos con el curso clínico en estos pacientes». El proyecto XHaLe ((Hanover experimental lung research project) estará activo hasta mayo de 2023. El proyecto tiene por objeto examinar y, en última instancia, curar un grupo particular de enfermedades pulmonares, las denominadas no neoplásicas, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) —una inflamación crónica que obstruye el paso del aire de los pulmones— y las enfermedades pulmonares intersticiales, las cuales abarcan diversos trastornos que afectan al espacio intersticial, formado por las paredes de los alvéolos pulmonares y los espacios en torno a los vasos sanguíneos y las vías respiratorias pequeñas. Las enfermedades pulmonares intersticiales dan lugar a una acumulación anormal de células inflamatorias en el tejido pulmonar, lo que provoca tos y falta de aliento. El grupo de investigación pulmonar que participa en XHaLe ya ha procesado más de quinientos explantes de pulmón tomados de pacientes, como se indica en la ficha informativa del proyecto. Para obtener más información, consulte: Proyecto XHaLe

Palabras clave

XHaLe, COVID-19, coronavirus, enfermedad pulmonar, SARS-CoV-2

Artículos conexos