Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

TENDENCIAS CIENTÍFICAS: ¿La vida de la Tierra puede sobrevivir en un planeta como Marte?

Según un nuevo estudio, algunos microbios de la Tierra podrían sobrevivir temporalmente en la superficie de Marte.

Investigación fundamental

Mientras el róver Perseverance busca pruebas de vida anterior en la inhóspita superficie de Marte, los investigadores en la Tierra exploran cómo de difícil sería que los organismos vivos sobrevivan hoy en día allí. Los descubrimientos publicados en la revista «Frontiers in Microbiology» revelan que los microorganismos de la Tierra podrían ser capaces de sobrevivir. Los científicos del Centro Aeroespacial Alemán (DLR, por sus siglas en alemán) y la NASA lanzaron a la estratosfera un contenedor de aluminio con bacterias y hongos. Las dos muestras se mantuvieron en condiciones atmosféricas marcianas y se expusieron a la radiación ultravioleta del Sol.

Debemos tener cuidado con lo que llevamos a Marte

Algunos de los microorganismos sobrevivieron. «Probamos con éxito una nueva manera de exponer bacterias y hongos en condiciones parecidas a las de Marte mediante un globo de investigación científica que llevó nuestro equipo experimental hasta la estratosfera de la Tierra», comentó la codirectora y autora del estudio Marta Cortesão, estudiante de doctorado en el DLR. «Algunos microbios, especialmente las esporas del hongo de moho negro, lograron sobrevivir al viaje, incluso tras exponerse a una alta radiación ultravioleta». «Si un microbio puede resistir ahí arriba, por encima de la capa de ozono protectora, puede que sea capaz de sobrevivir, aunque sea brevemente, a un viaje hasta la superficie de Marte», dijo el coautor David J. Smith de la NASA a la «CNN».

¿Qué implica sobrevivir para los viajes espaciales?

Las esporas del moho negro «Aspergillus niger» y la bacteria «Salinisphaera shabanensis» lograron subsistir. «Las esporas del hongo “A. niger” son increíblemente resistentes —al calor, a substancias químicas agresivas y a otros factores estresantes—, pero nadie ha estudiado si pueden sobrevivir expuestas en el espacio o bajo intensas radiaciones como vemos en Marte», explicó Cortesão. «Este experimento plantea muchas preguntas sobre qué mecanismos genéticos son esenciales para lograr que los microbios puedan sobrevivir. ¿Transportan antiguos rasgos evolutivos que les ofrecen la capacidad de soportar condiciones adversas? ¿O bien la adaptación a su entorno actual les ofrece protección ante muchos otros desafíos ambientales?». Smith añadió que esos experimentos permiten el estudio de «la resiliencia del microbio de maneras que no son posibles en el laboratorio», y que ofrecen «una oportunidad para predecir los resultados de supervivencia en Marte y para ayudar a establecer los límites de la vida tal y como la conocemos». En el futuro, debemos tener cuidado con los organismos y otros contaminantes que llevamos con nosotros al espacio, o con aquellos que podamos traer de vuelta. «Esta investigación nos brinda una mayor comprensión de qué microbios podrían perdurar en los diferentes entornos una vez asumido que son letales, como la superficie de Marte, y nos ofrece pistas sobre cómo evitar que transportemos involuntariamente diminutos autoestopistas a destinos del mundo exterior», destacó el coautor Ralf Moeller del DLR. «En las futuras misiones tripuladas a Marte, necesitamos saber cómo los microorganismos relacionados con los humanos sobrevivirían en el planeta rojo, ya que algunos pueden suponer un riesgo para la salud de los astronautas», comenta la codirectora y autora Katharina Siems, también estudiante de doctorado en el DLR. «Además, algunos microbios podrían tener un gran valor para la exploración espacial. Nos pueden ayudar a producir alimentos y suministros de materiales sin depender de la Tierra, lo cual será fundamental cuando se esté lejos de casa. Los microorganismos están estrechamente vinculados con nosotros, nuestro cuerpo, nuestros alimentos y nuestro entorno, por lo que resulta imposible descartarlos de los viajes espaciales».

Palabras clave

Marte, microbio, microorganismo, Centro Aeroespacial Alemán, espacio, bacteria, hongo