Skip to main content

Early Modern Women and Alchemy, 1550-1700

Article Category

Article available in the folowing languages:

Rastrear la contribución científica de las mujeres alquimistas

La Edad Media y el Renacimiento son ricos en alusiones a la alquimia y varios estudios han analizado su repercusión en escritores varones como John Donne y Andrew Marvel. Ahora, un estudio de la Unión Europea (UE) se ha fijado en los escritos de mujeres alquimistas para obtener un panorama más inclusivo.

Sociedad

Ya busque convertir un metal base en oro, o encontrar el elixir de la vida, la alquimia ha inspirado la literatura a través de los siglos. A mediados de los años noventa del siglo XX, los académicos reconstruyeron una tradición literaria alquímica masculina británica del Renacimiento, pero su investigación se publicó antes de que el estudio de la escritura de las mujeres de principios de la Edad Moderna se estableciera como un campo. Durante los últimos decenios, académicos feministas han redescubierto obras de autoras de los siglos XVI y XVII, tanto manuscritas como impresas. Ahora podemos utilizar este corpus redescubierto de escritos de mujeres para lograr una comprensión más extensa e inclusiva de las culturas literarias alquímicas de principios de la Edad Moderna. El impulso actual para animar a las mujeres a dedicarse a la ciencia se beneficia de una perspectiva histórica: el compromiso científico no es un fenómeno únicamente masculino, sino que hay contribuciones femeninas notables a la historia de la ciencia.

Oír las voces olvidadas

El proyecto WALCHEMY pone en primer plano las voces de las escritoras olvidadas y revela los diversos papeles de las mujeres alquimistas de la época. «La mujer alquimista adopta múltiples papeles en los escritos de estas mujeres: es una destiladora y médica, una mediadora religiosa, una poetisa, una amiga, una mecenas, una viuda-poetisa transformadora, y una vidente espiritual», explica Sajed Chowdhury, investigador principal, quien trabaja en la Universidad de Leiden en los Países Bajos. Chowdhury, que recibió apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie de la UE, afirma: «La medicina y la teología eran intereses aceptables para muchas mujeres cultas de principios de la Edad Moderna, y la unión del mundo médico y el espiritual en la alquimia facilitaba la participación de las mujeres en él». El investigador pone a Grace Mildmay (circa 1552-1620) como ejemplo de por qué es importante comprender el papel de estas mujeres. «Las mujeres como Mildmay practicaban la alquimia médica y espiritual en sus hogares y zonas locales. Si queremos conseguir una comprensión más precisa e inclusiva de las culturas científica, médica y espiritual del Renacimiento, debemos volver a incluir en esa historia la identidad y las prácticas de la mujeres alquimistas».

Reconstruir la historia de la mujer alquimista

El proyecto culminó en el primer estudio exhaustivo, una monografía titulada «Women Writers and Alchemy in Early Modern Britain» («Las escritoras y la alquimia en la Bretaña de principios de la Edad Moderna»), que actualmente está siendo revisada por pares. «Mi argumento es que las doce escritoras de principios de la Edad Moderna de las que se habla en la monografía utilizaban el discurso alquímico para poner en primer plano el poder transformador físico, espiritual e intelectual de las químicas», comenta Chowdhury. La monografía trata las obras de doce mujeres con trayectorias diferentes, como Lady Grace Mildmay (circa 1552-1620), dama de la élite; Aemilia Lanyer (1569-1645), hija de un músico de la corte; Lucy Hutchinson (1620-1681), republicana; y Jane Lead (1624-1704), líder religiosa protestante disidente. A través del análisis de los escritos de estas mujeres, Chowdhury reconstruyó una cultura literaria alquímica literaria olvidada hasta la fecha que no sitúa al químico en su centro, sino que destaca la autoridad de las mujeres alquimistas. Chowdhury se sumergió en los archivos de la oficina del Registro Civil de Northamptonshire, que alberga algunos de los manuscritos científicos de Grace Mildmay. «Estos manuscritos documentan las prácticas médica y química de Mildmay. Aunque Grace Mildmay pertenecía a la élite, han sobrevivido evidencias textuales que sugieren que practicaba la medicina y la química en un entorno interclasista. Por ejemplo, en una carta dirigida a su ama de llaves, Bess, Mildmay le da instrucciones para preparar un bálsamo», añade Chowdhury.

La naturaleza alquímica de la literatura

Una de las formas en las que el discurso científico y el literario se solapaban en el Renacimiento era a través de la alquimia, que aparece citada tanto en los textos científicos como en las obras literarias. En «Defensa de la poesía» (publicado en 1595), «sir» Philip Sidney describe al poeta como un alquimista, debido a su capacidad para convertir el latón en oro. En «The Art of English Poesy» (publicado en 1589), George Puttenham compara al poeta con un curandero alquimista. «Sin embargo, para Sidney y Puttenham, el poeta-alquimista nunca es una mujer. Mi monografía estudia la manera en que las escritoras construyeron la identidad para las químicas y las autoras alquímicas», explica Chowdhury.

Palabras clave

WALCHEMY, alquimia, mujeres alquimistas, medicina, química, historia de la ciencia

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación