Skip to main content

MEMEX: MEMories and EXperiences for inclusive digital storytelling

Article Category

Article available in the folowing languages:

Realidad aumentada para crear un patrimonio cultural compartido

La inclusión social puede ser especialmente difícil para las comunidades de inmigrantes. En un proyecto financiado con fondos europeos, se utiliza la narrativa digital para acortar la brecha entre las vivencias culturales.

Sociedad

Las personas pueden sentirse excluidas de la sociedad por muchos motivos, sobre todo si viven en un país que no es el suyo. La narrativa compartida es una forma poderosa de crear inclusión y cohesión social en la sociedad. Por su parte, las tecnologías digitales están abriendo nuevas vías para crear un patrimonio cultural compartido en ciudades europeas. El equipo del proyecto MEMEX (MEMories and EXperiences for inclusive digital storytelling), financiado con fondos europeos, trabaja para contrarrestar la exclusión social y cultural mediante el desarrollo de herramientas digitales interactivas que utilizan la realidad aumentada (RA) para involucrar creativamente a las personas en la narración y reinterpretación del patrimonio cultural. «El objetivo es promover la creatividad y la expresión personal, la participación y la capacitación social y cultural, y la expresión y el reconocimiento de la diversidad cultural», explica Alessio Del Bue, coordinador del proyecto MEMEX e investigador principal del Instituto Italiano de Tecnología, en Génova (Italia). En el proyecto MEMEX se trabaja con tres grupos en riesgo de exclusión en Europa: las mujeres inmigrantes de Barcelona, los ciudadanos del distrito XIX de París y los inmigrantes de primera, segunda y tercera generación que viven en Lisboa. El equipo del proyecto utiliza un planteamiento comunitario, y cuenta con el apoyo activo de los participantes locales de estos grupos.

La narrativa digital y el mapa de la memoria

En el proyecto MEMEX se utilizó la narrativa digital para que los participantes redactaran breves historias personales, en las que se establecieran conexiones entre el patrimonio cultural material e inmaterial. El equipo diseñó un prototipo de aplicación para teléfonos inteligentes que permite a los usuarios crear, compartir y visualizar historias geolocalizadas —con audio, texto y vídeo— en RA. A través de la aplicación, los recuerdos y las vivencias personales son visibles en el mundo real y accesibles en lugares específicos de las ciudades. «La aplicación visualiza las historias como puntos de referencia fijos en un mapa en el teléfono inteligente, y sitúa las historias en los mismos lugares donde vivimos. De este modo, MEMEX funciona como un mapa de recuerdos, vivencias, emociones y relaciones con el patrimonio cultural —declara Del Bue–. En las tres ciudades piloto, los participantes mostraron una fuerte implicación emocional en la creación de las historias, así como en su puesta en común entre compañeros, y un sentimiento de orgullo al verlas en la aplicación». Las herramientas son avanzadas e incorporan elementos de inteligencia artificial (IA) y RA, pero están diseñadas para que personas legas puedan utilizarlas fácilmente A través de una serie de talleres de codiseño, la aplicación ha ido evolucionando para mejorar la experiencia del usuario. El equipo espera que las comunidades en riesgo de exclusión, junto con los grupos sociales o las autoridades que trabajan con ellas, utilicen la aplicación para recopilar recuerdos, entrelazándolos con lugares físicos, localizaciones y objetos a fin de promover la cohesión social.

Acabar con la exclusión social a través de las historias

El proyecto casi ha llegado a su fin, pero la tecnología sigue en evaluación. Aunque los participantes disfrutaron y apreciaron el concepto de la aplicación, las carencias sociales, culturales y económicas hicieron que algunos de ellos no pudieran utilizar o dominar la tecnología. «Por lo tanto, un aspecto adicional del proyecto MEMEX, y de futuros proyectos de investigación, podría ser enseñar a las comunidades a utilizar la tecnología y a contar sus historias de forma digital, para evitar estos escollos, aumentar el compromiso e impulsar la inclusión social», recalca Del Bue. «Las autoridades locales y los profesionales socioculturales se mostraron muy positivos con el proyecto y sus resultados, pero también con su potencial de uso», añade Corinne Szteinsznaider, directora de políticas y proyectos de la Asociación Michael Culture, entidad socia de MEMEX.

Palabras clave

MEMEX, digital, narrativa, memoria, mapa, cultural, patrimonio, marginados, comunidades, migrantes, innovación social

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación