Skip to main content

Care for the aged at risk of marginalization (CARMA)

Article Category

Article available in the folowing languages:

Cuidado de la tercera edad en Estonia

Se han recopilado en un libro las conclusiones de un estudio sobre los servicios y el sistema de atención sanitaria a la tercera edad en Estonia.

Salud

Demográficamente, Europa está sufriendo cambios continuos, sobre todo con respecto a su población de ancianos. Desafortunadamente, la población que envejece crece rápidamente y con demasiada frecuencia las políticas de salud y asistencia social resultan incoherentes. El proyecto CARMA, financiado con fondos comunitarios, trató de analizar los recursos disponibles y las necesidades de la tercera edad para obtener datos que fueran de ayuda a la reorganización de los sistemas sanitario y de asistencia social. Los socios del proyecto en Estonia, un país donde más del 15% de la población tenía más de 65 años en 2003, han publicado su estudio en forma de libro. El libro está escrito en inglés y lleva como título 'Diminishing of risk of marginalisation in older people, pension systems, health and social care services in Estonia in 2003'. En sus páginas trata de analizar la situación y formular recomendaciones a partir de las conclusiones del estudio. De hecho, ese estudio reveló algunos factores importantes que son responsables de una situación en la que la atención a la tercera edad no es adecuada y queda lejos de satisfacer las necesidades básicas en algunos casos. Entre estos factores cabe citar una división innecesaria de recursos dentro del sistema, la falta de medicina geriátrica, un sistema de atención sanitaria en pañales, largas listas de espera y un elevado coste de los medicamentos. Para reformar el sistema, el estudio recomendaba poner en marcha una evaluación geriátrica interdisciplinaria, mejorar las redes, elaborar una base de datos común y mejorar la cooperación. Las recomendaciones no sólo ponen de relieve la difícil situación de las propias personas mayores. El informe sugiere también que hay que apoyar más a las familias de las personas mayores que muchas veces constituyen una fuente de atención fundamental. Las conclusiones de todos los estudios del paraguas del proyecto se han recopilado en conferencias con el ánimo de intercambiar información. Junto con el desarrollo de ideas por parte de los expertos, sin duda contribuirán a elaborar pautas y protocolos. En general, serán de gran ayuda para los responsables políticos y proveedores de servicios, y mejorarán el bienestar de los ancianos europeos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación