Skip to main content

Development of culture conditions for the differentiation of hES cells into hepatocytes

Article Category

Article available in the folowing languages:

Células madre embrionarias en el tratamiento de las hepatopatías

La medicina regenerativa que utiliza células para reparar o restaurar la actividad de los órganos dañados, ya sea como resultado del envejecimiento o de una enfermedad, constituye una nueva vía terapéutica prometedora. Científicos europeos estudian la posibilidad de tratar la hepatopatía crónica con esta terapia celular.

Salud

La hepatopatía crónica es una enfermedad potencialmente mortal que ocupa el quinto puesto entre las principales causas de muerte en Europa. Actualmente, el único tratamiento eficaz para esta enfermedad es el trasplante hepático, que conlleva un considerable riesgo para el paciente debido a las complicaciones posquirúrgicas y a los fármacos inmunosupresores. Por consiguiente, es imprescindible y urgente diseñar tratamientos más eficaces. Los ensayos clínicos realizados con células hepáticas trasplantadas han mostrado resultados prometedores en relación a la restauración de la actividad hepática, lo que sugiere que este tipo de tratamiento podría representar una alternativa al trasplante de órganos. Sin embargo, dado que estas células sólo se dividirán una o dos veces, es necesario desarrollar una fuente renovable de células hepáticas humanas funcionales destinadas al tratamiento de la hepatopatía crónica. Con objeto de resolver este problema, el proyecto «Development of culture conditions for the differentiation of hES cells into hepatocytes» (LIV-ES), financiado con fondos europeos, propone utilizar células madre embrionarias humanas (hESC) obtenidas con un método reproducible, compatible desde el punto de vista clínico y sin productos animales. La ventaja de utilizar hESC reside en su capacidad para crecer in vitro indefinidamente manteniendo su capacidad de diferenciación en otros tipos celulares como los hepatocitos. Entre los avances técnicos realizados en el proyecto, se encuentra el desarrollo de reactivos que no proceden de animales y matrices tridimensionales, ambos productos novedosos y útiles para dirigir la diferenciación de las hESC en hepatocitos. Los nuevos biomateriales utilizados para el crecimiento y la diferenciación de las hESC se desarrollaron según un protocolo definido desde el punto de vista químico y realizado de forma gradual para lograr llevar las hESC a una fase progenitora inicial capaz de diferenciarse en células hepáticas. El análisis del transcriptoma en las células progenitoras hepáticas y las células diferenciadas reveló información crucial sobre los genes clave y las moléculas de microARN implicados en los procesos de diferenciación. También se definió un método para purificar las células progenitoras hepáticas a partir de un hígado de feto o adulto y para facilitar su crecimiento in vitro. Estas células progenitoras hepáticas, al cultivarlas bajo diversas condiciones para su diferenciación, produjeron células hepáticas funcionales que expresaron albúmina y la principal proteína destoxificante del hígado, el citocromo P450. Además, tras su administración en modelos animales, demostraron capacidad para producir células nuevas. Los resultados obtenidos en el proyecto LIV-ES proporcionan las bases necesarias para cultivar y aislar los hepatocitos que se utilizarán posteriormente en la terapia celular regenerativa para tratar la hepatopatía crónica. Es importante destacar que el método desarrollado convierte las hESC en una herramienta esencial para la aplicación de terapias celulares en la práctica clínica.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación