Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Optimización del mantenimiento de barcos

Suele ser difícil identificar cuándo un navío necesita de labores de mantenimiento. Un método mixto novedoso permite elaborar planes racionales de mantenimiento, así como realizar una detección de defectos más efectiva.

Cambio climático y medio ambiente

La estructura de los barcos está compuesta, principalmente, de acero y se encuentra sometida a un entorno altamente corrosivo que, además, provoca que el metal se doble. De ahí que los barcos necesiten un alto grado de inspección, que se suele realizar conforme a directrices generales que no tienen en consideración la peculiaridad de cada navío. Por consiguiente, algunos barcos acaban recibiendo menos atención de la que merecerían, con lo cual aumenta la probabilidad de que sufran fallos estructurales. El objetivo del proyecto RISPECT es, precisamente, contribuir a subsanar dicho problema. Este proyecto, que corre a cargo de un consorcio que agrupa once socios de seis países de la UE, se desarrolló de octubre de 2008 a marzo de 2013 y perseguía el objetivo de mejorar la metodología para la evaluación del estado de los barcos. Según el método tradicional, la planificación de inspección de barcos se basaba en las necesidades medias de una determinada clase de navío. Como alternativa, se inspeccionaban, según fuera necesario, aquellas piezas que se considerase que corrían un mayor riesgo. Ambos métodos resultan insatisfactorios en varios aspectos. El método novedoso propuesto por el proyecto combina lo mejor de ambos métodos, a la vez que incorpora el análisis estadístico de la vasta experiencia acumulada con numerosos barcos empleando métodos basados en el riesgo. El resultado es un proceso que genera planes de inspección basados en el riesgo y que posibilita una mejora en el índice de detección de defectos. El proyecto consiguió cumplir con los catorce objetivos que se marcó. Entre ellos, logró generar una metodología que unifica estos dos tipos de protocolo de inspección. El proceso RISPECT ha creado códigos para cubrir los distintos tipos de daños que puede sufrir un navío, tales como la corrosión, el agrietamiento y el deterioro del recubrimiento. Asimismo, RISPECT ha diseñado las herramientas necesarias para evaluar dicho daño. Al incluir los resultados del análisis estructural, de fiabilidad y de riesgo, el proceso propuesto por el proyecto permite obtener, almacenar y utilizar de forma más efectiva los datos de inspección. Buena parte del trabajo realizado consistió en generar una base de datos cuya estructura e informes fueron definidos por el proyecto. El resultado obtenido consiste en un proceso racional de toma de decisiones para lograr una gestión estructural de los barcos a lo largo de toda su vida útil. Los resultados que obtenga el proyecto RISPECT constituirán una metodología aceptada para la planificación de inspecciones para la detección de posibles daños en los barcos. Esto implicará un aumento de la seguridad de los barcos, una reducción de los accidentes marinos y la posibilidad de evitar desastres medioambientales y pérdidas financieras.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación