Skip to main content

Article Category

Story

Article available in the folowing languages:

Reportaje - Artistas de la ciencia: nuevos talentos italianos

A lo largo de su historia Italia han generado algunas de las personas más brillantes del mundo en ámbitos que van desde el arte y la política hasta la ciencia y las matemáticas. En la actualidad, la investigación científica y tecnológica sigue siendo excelente en formas nuevas, imaginativas e interesantes.

Economía digital

Gerolamo Cardano fue un matemático del Renacimiento italiano con unas dotes excepcionales y es conocido especialmente por sus logros en el campo del álgebra. Pero Cardano también era un jugador notable. Era un mal hábito, pero en cualquier caso dio lugar a una extensa investigación en la teoría de la probabilidad, lo cual lo convirtió en uno de los fundadores de este campo. En la actualidad, más de cuatrocientos años después de su muerte, el libro de Cardano «Libro de juegos de azar» sería una buena lectura para cualquiera que quisiera entender la especulación financiera que dio lugar a la crisis económica global en la que, al igual que buena parte del resto de Europa, Italia se ve inmersa. Sin embargo, pronto se podría disponer de una solución, por lo menos una que podría ayudar a prevenir futuras crisis, gracias a la investigación innovadora que tiene lugar en el lugar de origen de Cardano en la que se combinan el juego serio, la teoría económica y las TIC. Bajo la dirección de la Universidad Católica del Sagrado Corazón (UCSC, Italia), el proyecto home (1), financiado por la Unión Europea, podría aportar un método mucho más inteligente y sofisticado para modelizar y entender el funcionamiento de la economía europea. Mediante herramientas de TIC basadas en sistemas complejos, el equipo, en el cual participan investigadores de otras tres instituciones italianas y socios de siete países europeos más, está desarrollando una simulación de abajo hacia arriba basada en agentes que tiene en cuenta la heterogeneidad de las acciones financieras de los hogares, las empresas y los actores gubernamentales, e incorpora los avances más recientes en economía del comportamiento. Esta simulación se utilizará para crear juegos serios destinados a pronosticar con más precisión los efectos de distintos acontecimientos macroeconómicos y financieros. «Los modelos actuales proporcionan respuestas "suficientemente buenas" en épocas normales. Durante la crisis se comprobó que son muy inadecuados. La crisis se caracterizó por comportamientos que no se ajustaron a modelos "perfectamente racionales", mercados que no lograron remontar desequilibrios económicos graves, muy alejados del equilibrio, y características de microniveles del sistema y estructuras de interconexión entre instituciones tuvieron efectos sistémicos de gran importancia», explicaron los socios del proyecto Crisis. «El proyecto Crisis busca abordar estas limitaciones mediante la construcción de un modelo de nueva generación mediante el que definir políticas para el sistema macroeconómico y financiero». En una línea parecida, los investigadores del Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR) también están empezando a recurrir a las herramientas de TIC para mejorar la capacidad de predicción de riesgos sistémicos e inestabilidades financieras globales de economistas y políticos. En el proyecto FOC-II (2), un consorcio interdisciplinar de científicos informáticos, físicos, economistas y políticos está desarrollando una plataforma de colaboración basada en TIC mediante la que monitorizar la fragilidad del sistema y la propagación de tensiones financieras por instituciones y mercados de todo el mundo. Cardano probablemente encontraría reveladora esta tecnología que ofrece un modelo de riesgo y probabilidades futuras y el mismo parecer tendrían muchos otros visionarios italianos ante algunos de los proyectos que se están desarrollando actualmente en Italia. Desde Galileo Galilei hasta Giovanni Domenico Cassini, que hizo grandes descubrimientos en astronomía y física, pasando por el polifacético y extraordinario Leonardo da Vinci y el físico Alessandro Volta, Italia cuenta con una herencia científica excepcional sobre la cual los investigadores de la actualidad todavía pueden seguir avanzando. Volta, a quien debemos la palabra «voltio» y el desarrollo de la primera batería, con toda seguridad estaría interesado en el proyecto Nanopower (3), que actualmente coordina la Universidad de Perugia (Universita degli Studi di Perugia). Con la difusión creciente de los dispositivos a nano y micro escala, cada vez resulta más importante resolver el problema de cómo suministrarles energía. Por este motivo Nanopower se planteó el estudio de la eficiencia energética y la identificación de nuevas tecnologías de aprovechamiento energético para su posterior implementación y prueba en una gama de dispositivos a nanoescala como osciladores nanomecánicos no lineales, rectificadores de fonones y recolectores cuánticos. «Se trata de un campo nuevo y muy interesante que está adquiriendo importancia a medida que se toma conciencia de que no será posible obtener toda una nueva generación de dispositivos a micro y nanoescala, destinados a la detección, el procesamiento, la actuación y la comunicación, si antes no se resuelve el problema de la alimentación», manifiestó el equipo de Nanopower. Es probable que Da Vinci, descrito como hombre de «curiosidad insaciable» e «imaginación febrilmente inventiva», estuviese intrigado por un proyecto sobre cómo ven el mundo las plantas. En esencia, ese es el centro de la iniciativa Pleased (4), coordinada por la empresa WLAB con sede en Roma. El objetivo es utilizar señales biológicas de las plantas para desarrollar una clase totalmente nueva de dispositivos sensores biológicos que se podrían usar para ayudar a resolver distintos problemas, desde la contaminación atmosférica hasta el uso de productos químicos en la agricultura. «Las plantas tienen capacidades de detección asombrosas e importantes. Por ejemplo, el ápice de cada raíz puede monitorizar de forma simultánea y continua muchos parámetros químicos y físicos», explicó el equipo. «Hay un aforismo muy bonito que describe bien nuestra visión: "Un día, entrarás en el jardín y mirarás las flores, y las flores te devolverán la mirada". Hay algo todavía más interesante: ¡también creemos que las plantas cotillearán acerca de ti!». ¿De plantas que hablan a robots con tacto y sensaciones? En Italia parece que todo sea posible. En el proyecto Roboskin (5), un equipo liderado por la Universidad de Génova (Universita degli Studi di Genova) en el cual participan otros dos socios italianos y equipos de Suiza y Reino Unido, ha trabajado en el desarrollo de robots que cuentan con tecnologías de detección táctil y arquitecturas cognitivas para permitir el reconocimiento, el comportamiento y la comunicación basados en la piel. El objetivo es mejorar la capacidad de los robots para actuar de forma eficiente y segura en entornos sin delimitación, así como su capacidad para comunicar y cooperar entre sí y con los humanos. El sistema se probó con niños autistas, a los cuales ayudó en el aprendizaje de las interacciones sociales. «Los niños autistas tienen problemas con el tacto, a menudo con la acción de tocar o ser tocados», afirmó la profesora Kerstin Dautenhahn, uno de los investigadores. «La idea es dotar a los robots de piel, ya que el tacto es una parte muy importante del desarrollo social y la comunicación, y los sensores táctiles permitirán al robot detectar distintos tipos de tacto para fomentar o frenar, a continuación, distintas aproximaciones». Aunque los niños con necesidades especiales se puedan beneficiar socialmente de los robots, otro proyecto coordinado desde Italia está centrado en ayudar a todo el mundo a comunicarse e interactuar socialmente, todo ello desde la comodidad de sus propios hogares. El proyecto Reverie (6), dirigido por STMicroelectronics está desarrollando un entorno en línea seguro y colaborativo, que combina los mejores aspectos de las redes sociales y la realidad virtual y el entretenimiento en 3D. El equipo del proyecto dice que el sistema permitirá a los usuarios encontrarse, socializarse y compartir experiencias utilizando equipos que ya instalados en sus hogares, como un televisor 3D y Microsoft 3D Kinect, junto con una gama de herramientas de creación de contenidos construida para la plataforma. Por ejemplo, un profesor podría llevar a su curso de geografía a una excursión en línea virtual, una persona de negocios podría utilizarla para una presentación importante o un estudiante para asistir a una clase a distancia, o cualquiera podría aprovechar la oportunidad para desempeñar el papel del protagonista en su película favorita e invitar a sus amigos a unirse utilizando como canal las redes sociales existentes. Centrándose de forma parecida en la interacción, el entretenimiento y la educación, el proyecto SkyMedia (7), dirigido por Mavigex, con sede en Bolonia, pretende demostrar una nueva arquitectura multimedia de extremo a extremo que puede proporcionar experiencias de inmersión multimedia al público en espectáculos en directo. Mediante imágenes en 3D capturadas por vehículos aéreos no tripulados, distribuidas mediante comunicaciones y procesamiento de última tecnología y visualizadas sobre plataformas multimedia 3D inmersivas, el equipo del proyecto espera que cualquiera pueda participar en una maratón o sentirse en el campo durante su partido de fútbol favorito: de forma remota y virtual. Estos proyectos gestionan cantidades ingentes de datos, pero no se trata del único montón de datos al que se enfrentan los investigadores italianos. Dentro de la iniciativa Epiwork (8), un equipo de la Fondazione Istituto per l’Interscambio Scientifico trabaja en el desarrollo de tecnología capaz de analizar cantidades ingentes de datos sociales, demográficos y de comportamiento con el fin de desarrollar herramientas innovadoras que ayuden a predecir y detectar la difusión de enfermedades. También dentro del dominio de la salud, el equipo detrás del proyecto Photo-Fet (9) desarrolla dispositivos sensores biológicos económicos y desechables para realizar diagnósticos. Con la coordinación del CNR, los investigadores pretenden crear dispositivos de laboratorio en un chip, mucho más pequeños, precisos, fiables y eficaces, además de bastante más económicos que las tecnologías existentes. Tal como este y otros muchos proyectos ponen de manifiesto, la ciencia italiana sigue siendo tan activa, emblemática y diversa en la actualidad como lo fue en el Renacimiento. Al parecer, los investigadores italianos siguen trabajando conforme a uno de los dichos famosos de Da Vinci: «El hierro se oxida con el desuso; el agua pierde su pureza con el estancamiento… del mismo modo la inactividad acaba con el vigor de la mente». --- Los proyectos mencionados en el presente artículo contaron con fondos del Séptimo Programa Marco (7PM) de investigación. (1) Crisis: Iniciativa de investigación de la complejidad sobre inestabilidades sistémicas (2) FOC-II: Predicción de crisis financieras II (3) Nanopower: Gestión energética a nanoescala para alimentar dispositivos de TIC (4) Pleased: Plantas utilizadas como dispositivos sensores (5) Roboskin: Tecnologías y capacidades basadas en la piel para robots seguros, autónomos e interactivos (6) Reverie: Implicación real y virtual en ambientes de inmersión realista (7) SkyMedia: Captura basada en UAV de contenido HD/3D con aumento WSN, procesamiento en tiempo real y reproducción inmaterial para experiencias de inmersión multimedia (8) Epiwork: Desarrollo del marco para una infraestructura de previsión de epidemias (9) Photo-Fet: Photo-Fet: Tecnología fotónica integrada de efecto campo para componentes biológicos detectores funcionales Enlaces útiles: - FP7 en CORDIS - Crisis en CORDIS - FOC-II en CORDIS - Nanopower en CORDIS - Pleased en CORDIS - Roboskin en CORDIS - Reverie en CORDIS - SkyMedia en CORDIS - Epiwork en CORDIS - Photo-Fet en CORDIS