Skip to main content

Article Category

Story

Article available in the folowing languages:

¿Seguridad y privacidad? Ya no tienen por qué estar reñidas

Los dispositivos de identificación y autenticación en Internet garantizan la seguridad de las transacciones en este medio, pero también tienen consecuencias para la privacidad. Revelar más información personal que la necesaria, por ejemplo, cuando uno se registra en la web de su banco, puede simplificar la seguridad para éste, pero va en detrimento de su intimidad. Ahora, gracias a la investigación realizada por el proyecto financiado con fondos europeos «Attribute-based Credentials for Trust» https://abc4trust.eu/ (ABC4Trust) , existe un método nuevo para mantener la seguridad de los sistemas y, a la vez, proteger la identidad.

El equipo de investigación de ABC4Trust está empleando en modo piloto esta tecnología con gente joven, considerada por muchos más imprudente en lo que concierne a su seguridad virtual. Pero «la realidad es otra», asegura el profesor y Dr. Kai Rannenberg , coordinador del proyecto ABC4Trust. «Los participantes mostraron gran interés en averiguar qué datos personales son los que revelan y cómo pueden poner coto a esta práctica. En especial, los estudiantes universitarios consideraron que las Attribute-based Credentials (ABC, o credenciales basadas en atributos) pueden servirles para administrar sus identidades en el medio electrónico y capacitarles para valerse de los servicios virtuales protegiendo su privacidad». Por ejemplo, en el centro de enseñanza secundaria Norrtullskolan , situado en Söderhamn, Suecia, los alumnos pueden acceder online a servicios de asesoramiento. Sin embargo, hasta hace poco, no podían acceder bajo pseudónimo, sino que tenían que identificarse dando su nombre para que el centro pudiera comprobar si están autorizados a acudir a dichos servicios. En cambio, en el programa piloto de ABC4Trust, se emite para cada menor una serie de certificados digitales que validan información como su situación de matrícula, fecha de nacimiento, etc. De ese modo, los alumnos pueden disfrutar de privacidad y seguridad a la vez. Al acudir al servicio de asesoramiento, ya no tienen que revelar toda su identidad; sencillamente, pueden emplear uno de los certificados recibidos, que les permite usar un pseudónimo pero demuestra que están matriculados en el centro. En el «Instituto de Tecnología Informática y Prensa "Diofanto"» (CTI, Grecia) se ha preparado otro programa piloto que se ha probado en la Universidad de Patras , Grecia, y que permite a alumnos remitir valoraciones sobre sus asignaturas y profesores, manteniendo su anonimato y asegurando que en las encuestas participen únicamente alumnos matriculados. El profesor Rannenberg declaró: «Nuestros estudios sobre los usuarios mostraron que los alumnos de secundaria y universitarios y sus padres se alegran de aportar menos información particular cuando acceden al servicio y envían una valoración. También las autoridades correspondientes valoran positivamente los programas piloto y las valoraciones. Esperamos que pronto otras organizaciones y otros servicios públicos de Europa se pasen a las ABC para la privacidad». Los usuarios desean privacidad; las organizaciones, seguridad Según una investigación reciente a cargo de una entidad de estudios de mercado, Ovum, el 68 % de la población de la UE quisiera impedir que se haga un seguimiento de sus datos personales. En un discurso pronunciado en mayo , la Comisaria Neelie Kroes destacó lo esencial de que las empresas de la UE «demuestren al ciudadano que navegar por Internet no sólo es cómodo, sino también fiable […] Contando con redes y sistemas seguros y resistentes, creo que podremos construir esa confianza». Tanto para las empresas como para los particulares, ya es una gran prioridad hallar métodos nuevos con los que gestionar las identidades en Internet manteniendo la seguridad e incrementando la privacidad. ABC4Trust consigue que esta tarea sea tan fácil como aprender el ABC. ABC4Trust es un proyecto cuyo presupuesto asciende a 13,05 millones de euros. De estos, 8,85 millones de euros proceden del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea. El consorcio internacional y multidisciplinar de ABC4Trust está coordinado por la Johann Wolfgang Goethe-Universität de Fráncfort del Meno (Alemania) y se compone de once socios de siete países. ABC4Trust inició su andadura en noviembre de 2010 con una duración prevista de 4 años y tres meses.