Skip to main content

European-Russian Centre for cooperation in the Arctic and Sub-Arctic environmental and climate research

Article Category

Article available in the folowing languages:

Refuerzo de los estudios árticos entre la UE y Rusia

Un equipo de la Unión Europea reforzó la cooperación con Rusia en el terreno de las ciencias interesadas en las regiones polares. El vínculo entablado dio lugar a una notable actividad investigadora conjunta sobre las zonas ártica y subártica, a mejoras de una instalación compartida entre la UE y Rusia y a numerosos intercambios de personal.

Cambio climático y medio ambiente

El Ártico y el subártico son regiones multinacionales, por lo que requieren de cooperación internacional para desarrollar la investigación ambiental y climática. Para eso existe una instalación compartida por la Unión Europea y Rusia, el Centro de Detección Remota y Ambiental Internacional Nansen (NIERSC), localizado en San Petersburgo. El proyecto financiado con fondos europeos EURUCAS (European-Russian centre for cooperation in the Arctic and sub-arctic environmental and climate research) sirvió para ampliar la cooperación científica entre la UE y la Federación de Rusia en los temas relacionados con su título. En primer lugar, los integrantes del consorcio estudiaron la legislación rusa pertinente en lo que concierne a las organizaciones no gubernamentales. Se concluyó que el documento de constitución del NIERSC no permitía la incorporación de socios nuevos. Como la modificación estatutaria sería muy compleja, el NIERSC propuso establecer otro tipo de convenio de asociación. Las disposiciones alternativas permitieron a EURUCAS cumplir sus objetivos de manera similar a como pretendía desde el principio. Se sumaron al NIERSC sendas entidades de Finlandia y Noruega. En su etapa inicial, EURUCAS planificó la investigación conjunta. Se debatió y se evaluaron propuestas relativas a dieciséis proyectos conjuntos nuevos, y se seleccionaron cuatro para financiarlos. Se mejoraron significativamente las instalaciones del NIERSC para adecuarse a las actividades de investigación programadas. Las mejoras fueron una nueva infraestructura informática, con el software correspondiente, seis nuevas instalaciones de trabajo para investigadores visitantes y equipamiento para una sala de conferencias. Seguidamente, el consorcio organizó intercambios de investigadores: 112 persona-meses en Rusia y 16 en la UE. La investigación en cooperación abarcó siete áreas principales. En el subproyecto dedicado al cambio climático en el Ártico y el subártico se estudió el declive de la banquisa, la ampliación ártica del calentamiento global y el efecto en las latitudes templadas. El equipo diseñó métodos de teledetección para estudiar las masas de hielo y nieve, lo que incluyó ciencia fundamental sobre la banquisa, los glaciares y los icebergs. La investigación deparó un estudio climatológico avanzado de los récords mínimos polares en el mar del Norte y el mar de Barents. El equipo examinó la productividad primaria en el mar Báltico y la calidad del agua en los lagos subárticos. El trabajo de modelización sobre la hidrología y la dinámica del permafrost incluyó los cambios en la vegetación y las alteraciones sufridas por los sistemas hidrológicos. Por último, el proyecto evaluó los impactos socioeconómicos y los riesgos planteados por el cambio climático en las regiones polares. EURUCAS sirvió para aumentar la cooperación científica entre la UE y Rusia. Los acuerdos suscritos han permitido fomentar importantes y oportunas actividades de investigación de temáticas del Ártico y del subártico, incluidos los efectos ambientales y socioeconómicos de los cambios acaecidos en estas regiones.

Palabras clave

Ártico, subártico, Rusia, investigación medioambiental y climática, NIERSC, EURUCAS, hielo marino

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación