Skip to main content

Improving the organisation of maternal health service delivery, and optimising childbirth, by increasing vaginal birth after caesarean section (VBAC) through enhanced women-centred care

Article Category

Article available in the folowing languages:

Optimización del parto en Europa

Las tasas de parto por cesárea varían de forma considerable entre las distintas regiones europeas. Un proyecto financiado por la UE se propuso reducir este parámetro para aumentar el número de partos vaginales después de una cesárea.

Sociedad
Salud

Según el informe de salud perinatal de 2008, existe una «preocupación generalizada» ante el aumento de los partos por cesárea. Además, las tasas de partos vaginales tras una cesárea en Alemania, Irlanda e Italia son notablemente inferiores (entre 29 % y 36 %) a las de los Países Bajos, Finlandia y Suecia (entre 45 % y 55 %). En consecuencia, todos los años se realizan ciento sesenta mil cesáreas innecesarias con un coste anual directo de 156 millones de euros. El proyecto OPTIBIRTH congregó a usuarios de los servicios (mujeres y sus familias), comadronas y tocólogos con investigadores de los campos de la epidemiología, la economía de la salud y el sector sanitario para ejecutar estudios en quince puntos de los tres países con una tasa baja de parto vaginal tras una cesárea. El objetivo a la investigación fue amplio y abarcó países con tasas bajas y altas de partos vaginales después de una cesárea. La intervención se ha diseñado para capacitar a mujeres con al menos una cesárea en su historial e incrementar su nivel de compromiso e implicación. El objetivo fue aumentar las tasas de partos vaginales después de una cesárea del 25 % al 40 %. Se ejecutaron dos revisiones sistemáticas de intervenciones dirigidas por médicos y por mujeres así como entrevistas a grupos focales compuestos por setenta y una mujeres y ciento quince médicos de seis países. La intervención final se valió de un diseño motivacional y se compuso del nombramiento de una comadrona y un tocólogo líderes de opinión en cada emplazamiento. También se programaron dos clases de formación preparto y de apoyo de dos horas cada una para mujeres y sus parejas además de las reuniones de grupo con los líderes de opinión tras las mismas. Para aprovechar al máximo los resultados, el equipo trasladó la intervención a un formato digital con en un sitio web y desarrolló tres aplicaciones para teléfonos móviles. La intervención se probó a través de un estudio grupal aleatorizado. También se procedió a realizar un análisis de costes completo y de calidad de vida, así como reuniones con instancias decisorias con las que mejorar la transferencia de los hallazgos a la práctica clínica. Se espera que la intervención consiga reducir el número de cesáreas repetidas y aumentar la tasa de parto vaginal tras una cesárea en Alemania, Irlanda e Italia. Asimismo, OPTIBIRTH podría servir para mejorar la organización de los sistemas de salud maternoinfantil y la prestación de servicios en Europa al aumentar la participación de los pacientes.

Palabras clave

Cesárea, parto vaginal después de una cesárea, OPTIBIRTH, ensayo aleatorizado, salud maternoinfantil

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación