Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una tecnología de vigilancia inteligente para ayudar a combatir la piratería

La piratería sigue suponiendo una gran amenaza para la navegación. Una iniciativa de la Unión Europea ha creado un sistema de detección oportuna de amenazas relacionadas con la piratería para facilitar el paso de los navíos a través de zonas de alto riesgo.

Seguridad

El resurgimiento de la piratería obligó a la comunidad internacional a desplegar fuerzas militares en las rutas marítimas. Esto resultaba muy costoso, por lo que en la actualidad se está retirando dicho despliegue. Dado esto, resulta necesario buscar opciones rentables que no impliquen el uso de fuerzas militares. Incluso estas alternativas pueden conllevar consecuencias desastrosas si se emplean de manera inadecuada. «IPATCH se centró en el auge de la piratería y en la necesidad de ofrecer a los barcos comerciales medidas rentables y no letales con las que defenderse por sí mismos», afirma Tom Cane, coordinador del proyecto financiado con fondos europeos IPATCH. «También se requiere un mayor grado de comprensión de las implicaciones legales y éticas de diferentes tipos de contramedidas». Hacer que los mares resulten más seguros sin emplear una fuerza potencialmente letal IPATCH analizó incidentes relacionados con la piratería acaecidos durante los últimos cinco años e información relativa a contramedidas para adquirir conocimientos sobre los patrones más comunes de ataque y el riesgo implícito de que los navíos y su tripulación sufran daños. El proyecto también evaluó la efectividad de las contramedidas existentes junto con las cuestiones jurídicas y éticas en torno a su uso. Según la Organización Marítima Internacional, una vigilancia eficaz es el mejor tipo de defensa frente a ataques en el mar. Una vigilancia apropiada representa el método de protección individual más exitoso en los casos en que está garantizada una alerta temprana ante acercamientos sospechosos o ataques y en que resulta posible desplegar los mecanismos de defensa de manera sencilla. Teniendo esto en cuenta, el equipo desarrolló un sistema automático de detección de amenazas y apoyo a la toma de decisiones que opera desde los propios barcos. Gracias a la combinación de técnicas avanzadas de análisis de vídeo con sensores, la conciencia situacional y algoritmos de evaluación de riesgos para ayudar a las tripulaciones, el sistema detecta esta clase de ataques e informa a los tripulantes sobre cómo ofrecer una respuesta rápida y segura. IPATCH validó con éxito el prototipo del sistema a bordo de un petrolero real. Las pruebas se efectuaron en Grecia con pequeñas lanchas que se utilizaron para simular ataques de piratas con el propósito de evaluar la eficacia del sistema a la hora de detectarlas y rastrearlas, determinar el nivel de amenaza y sugerir acciones adecuadas al capitán y la tripulación. Para propiciar el desarrollo y las pruebas del sistema, el equipo recabó un conjunto de datos marítimos mediante sensores. Dicho conjunto se componía de datos sincronizados registrados mediante cámaras convencionales y termográficas, radar, un sistema automático de identificación y sistemas de navegación. El corpus de datos se preparó, anotó y distribuyó en ámbitos académicos e industriales para su aprovechamiento en nuevas investigaciones. Evaluación y mitigación de amenazas de piratería en tiempo real «IPATCH ha ofrecido un conocimiento exhaustivo sobre los patrones que emplean los piratas y el uso de contramedidas, con las miras puestas sobre todo en África oriental y occidental», explica el Sr. Cane. «El equipo llevó a cabo una prueba de concepto en la que se demostró el funcionamiento de un sistema de a bordo de detección de amenazas económico y con capacidad para auxiliar al capitán y la tripulación cuando naveguen por aguas peligrosas». Según el Sr. Cane, los componentes individuales del sistema también podrían servir para otras aplicaciones, tales como el control de la seguridad en puertos, sistemas de servicios de tráfico marítimo, para la protección de infraestructuras en alta mar y en lo que respecta a la vigilancia marítima en términos generales. Se espera que los usuarios finales directos del sistema de a bordo —empresas de transporte marítimo, capitanes y tripulaciones— se beneficien de un mayor número de alertas tempranas frente a ataques y de una reducción de los costes asociados a estos eventos. «Si disponen de más tiempo, estarán mejor preparados», asevera el Sr. Cane. «El sistema realizará una vigilancia automática de todo el entorno transitado por el navío las veinticuatro horas, lo que reducirá la carga de trabajo de los miembros de la tripulación encargados de estas funciones». Asimismo, los resultados del proyecto podrían servir para mejorar la formación de marineros e impulsar el desarrollo de las capacidades en estados costeros de regiones en las que se practica la piratería. «Esta tecnología de detección temprana, combinada con la información necesaria para determinar las mejores fórmulas con las que combatir amenazas, debería incrementar drásticamente la seguridad de los barcos y sus tripulaciones», concluye el Sr. Cane.

Palabras clave

IPATCH, piratería, contramedidas, detección de amenazas, tecnología de vigilancia, transporte marítimo

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación