Skip to main content

Re-deployable solar boilers based on concentrating solar collecotors for ESCO type sale of thermal energy to industrial processes.

Article Category

Article available in the folowing languages:

Sistemas reinstalables de calefacción solar para satisfacer los cambios en las necesidades de la industria

Soltigua ha desarrollado una nueva generación de sistemas de calefacción solar y de seguidores solares reinstalables. Los nuevos sistemas podrían convertir la energía solar en una opción mucho más atractiva para los procesos térmicos industriales de hasta 250 °C.

Energía

¿Qué se puede hacer para convencer a la industria de que invierta en calefacción solar? Aunque hay grandes incentivos para usar fuentes de energía que luchen contra la aceleración del cambio climático, es muy difícil dejar a un lado los sistemas de calefacción basados en combustibles fósiles. Hasta el momento, los obstáculos económicos y técnicos han impedido que los sistemas de calefacción solar de última generación hayan entrado con fuerza en el mercado. Según algunos cálculos, la tasa de introducción actual es inferior al 0,02 %. El modelo comercial desarrollado por Soltigua —que ha recibido la ayuda de la Unión Europea en el marco del proyecto Re-Deploy— tiene como objetivo superar estos obstáculos con sistemas de calefacción reinstalables. Gracias a esta iniciativa, las empresas pueden optar por usar exactamente lo que necesitan y durante el tiempo que deseen, en lugar de realizar una gran inversión en instalaciones que podrían acabar siendo innecesarias si su actividad cesa o si su demanda de energía térmica se ve reducida. «A diferencia de la generación de energía, los sistemas de calefacción solar deben estar ubicados cerca del usuario», indica Francesco Orioli, director de Ventas y Administración en Soltigua. «Por lo tanto, la creación de valor depende en gran manera de la continuidad de la demanda a nivel local. Sin esa continuidad, el sistema de calefacción solar podría acabar siendo innecesario, no porque quede obsoleto desde un punto de vista técnico, sino porque ya no haya un comprador adecuado». Soltigua ha estado trabajando en el diseño de sistemas de calefacción solar que se puedan reubicar y reinstalar a un coste limitado y sin pérdida de rendimiento. En primer lugar, la empresa identificó siete factores necesarios para la reinstalación y los integró en su modelo comercial. El modelo reinstalable, que está basado en un colector cilindro-parabólico o en colectores lineales Fresnel, se puede utilizar sin que el usuario tenga que comprometerse por un largo período de tiempo. «Un servicio de energía térmica solar suele requerir un compromiso a largo plazo por parte del comprador. Es posible que los sistemas de distritos solares o los organismos públicos (como hospitales, escuelas, etc.) puedan comprometerse en esos términos, pero es muy difícil que entidades privadas o instalaciones de fabricación individuales puedan hacerlo. La posibilidad de ofrecer compromisos a corto plazo supone un cambio enorme, y es posible gracias a los logros técnicos adquiridos en este proyecto», explica Orioli. Nuevos seguidores solares Los sistemas reinstalables de calefacción solar no han sido el único avance del proyecto Re-Deploy. Debido a la bajada en el precio del petróleo, el equipo del proyecto se enfrentó a muchas dificultades imprevistas a la hora de encontrar lugares adecuados para realizar pruebas piloto, y tuvieron que reajustar su modelo económico para hacerlo más resistente en medio de esas circunstancias. Según comenta Orioli: «Nos dimos cuenta de que los desarrollos tecnológicos de Re-Deploy se podían poner en práctica en los seguidores solares, un sector cercano. Acabamos por emplear una prueba piloto para seguidores solares y otra para la calefacción solar, así que ahora podemos ofrecer ambas soluciones. Lo que es más, pudimos aplicar algunos conceptos aprendidos durante el desarrollo de los seguidores (acerca de materiales y sistemas de control) a los sistemas de calefacción solar. Ambos productos también se han beneficiado de sinergias comerciales». Aunque en principio el desarrollo de seguidores solares no era uno de los objetivos, gracias a ello, Soltigua cuenta con un potencial de crecimiento todavía mayor. Orioli espera que la facturación de la empresa se multiplique por diez entre 2017 y 2020, sobre todo gracias a la nueva línea de seguidores solares. El mercado de la calefacción solar (que ofrece una alternativa a la calefacción generada por combustibles fósiles en los procesos industriales) aún se encuentra en una etapa muy temprana. Sin embargo, tiene un potencial enorme; con su tecnología, Soltigua ayudará a abrir un mercado valorado en más de 26 000 millones de euros al año.

Palabras clave

Re-Deploy, Soltigua, calefacción solar, seguidores solares, reinstalable

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación