Skip to main content

Novel Subsurface Inspection Radar to Inspect Tunnels and Tunnels Linings for improved maintenance.

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un nuevo planteamiento para garantizar la seguridad en los túneles de carretera y ferroviarios

Un sistema innovador de georradar para comprobar si hay fallos en la infraestructura de los túneles prepara el camino hacia inspecciones significativamente más rápidas y mejores.

Transporte y movilidad

En la actualidad, los ingenieros hacen pruebas de integridad estructural de un túnel de carretera o ferroviario usando un martillo y grabando el sonido reflejado. Aunque la ventaja de este proceso es su asombrante sencillez, su desventaja es que implica mucho tiempo. Además, la interpretación de los datos acústicos es propensa a errores, un factor que puede tener consecuencias graves —por no decir catastróficas— para la seguridad del túnel. Con el objetivo de prevenir dichas catástrofes, la empresa tecnológica checa Euromobilita ha creado un concepto nuevo en materia de georradares para usarlos en la construcción y el mantenimiento de túneles. Llamado Tunnel Vision, el sistema usa antenas giratorias para crear imágenes de la superficie tridimensionales y de alta resolución que pueden ser fáciles de interpretar por parte del usuario final. Durante el proyecto TUNNEL VISION, financiado con fondos europeos, se pusieron a prueba la solidez, la viabilidad económica y el potencial comercial de este concepto. Ales Loncaric, director técnico de Euromobilita y coordinador del proyecto TUNNEL VISION, explica: «Creemos que la generación de imágenes tridimensionales claras de realidad aumentada permitirán a los ingenieros civiles determinar con fiabilidad los fallos en la infraestructura de un túnel. Al ofrecer esto, Tunnel Vision mejorará el rendimiento y la resiliencia de un túnel, a la vez que reducirá los riesgos, los efectos y los costes de los fallos estructurales».

Adaptación a las necesidades de los usuarios finales

Mediante su colaboración con profesionales de la industria y usuarios finales potenciales, los investigadores del proyecto mostraron la capacidad de la tecnología de georradares para alcanzar los resultados previstos en el entorno de un túnel. El proyecto también definió los costes de adquisición de los radares necesarios para inspeccionar la subsuperficie de la infraestructura del túnel, como el precio unitario del «hardware», la integración del «hardware» con los vehículos ferroviarios de propiedad del cliente, la creación de una infraestructura de comunicación de datos apta, las tasas para licencias de «software» del socio fabricante y la formación inicial de los recursos humanos. Con el fin de asegurar que el mercado aceptaría el sistema, el equipo de investigación del proyecto también evaluó las necesidades de los gestores de infraestructuras. A este respecto, los investigadores descubrieron que el sistema propuesto no era adecuado, dado que los gestores de infraestructuras necesitan centrar las antenas dentro del túnel. Loncaric explica: «El concepto original usaba antenas giratorias que únicamente podían posicionarse con un brazo robótico, algo inviable para nuestros usuarios finales. Como resultado, volvimos a diseñar el concepto de Tunnel Vision».

La tecnología revolucionaria del futuro

Una vez completado, el sistema Tunnel Vision logrará obtener mediciones de la superficie con hasta tres metros de profundidad (en comparación con la capacidad de diez centímetros de los sistemas acústicos tradicionales). Tunnel Vision también aumentará la velocidad de las inspecciones de manera significativa: desde un máximo de siete metros y medio por hora hasta más de cinco kilómetros por hora. «Gracias a su capacidad para escanear a mayor profundidad y con mayor rapidez, Tunnel Vision está preparado para ser la tecnología revolucionaria del futuro», añade Loncaric.

Palabras clave

TUNNEL VISION, Euromobilita, túnel, georradar, ingenieros, ingeniero civil

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación